Tipos de infecciones cutáneas por hongos y opciones de tratamiento

Aunque hay millones de especies de hongos, sólo unas 300 pueden causar realmente infecciones en los seres humanos. Hay varios tipos de infecciones por hongos que pueden afectar a la piel.

En este artículo, examinaremos con más detalle algunas de las infecciones cutáneas por hongos más comunes y las formas de tratarlas y prevenirlas.

¿Qué es una infección cutánea por hongos?

Los hongos viven en todas partes. Pueden encontrarse en las plantas, en el suelo e incluso en la piel. Estos organismos microscópicos en la piel no suelen causar ningún problema, a menos que se multipliquen más rápido de lo normal o penetren en la piel a través de un corte o una lesión.

Dado que los hongos prosperan en entornos cálidos y húmedos, las infecciones cutáneas por hongos suelen desarrollarse en zonas sudorosas o húmedas que no reciben mucha corriente de aire. Algunos ejemplos son los pies, la ingle y los pliegues de la piel.

A menudo, estas infecciones se manifiestan como una erupción escamosa o una decoloración de la piel que suele producir picor.

Algunas infecciones cutáneas por hongos son muy comunes. Aunque la infección puede ser molesta e incómoda, no suele ser grave.

Las infecciones cutáneas por hongos suelen propagarse por contacto directo. Esto puede incluir entrar en contacto con hongos en la ropa u otros artículos, o en una persona o animal.

¿Cuáles son las infecciones cutáneas por hongos más comunes?

Muchas infecciones fúngicas comunes pueden afectar a la piel. Además de la piel, otra zona común para las infecciones fúngicas son las membranas mucosas. Algunos ejemplos son las infecciones vaginales por hongos y las aftas orales.

A continuación, exploraremos algunos de los tipos más comunes de infecciones por hongos que pueden afectar a la piel.

Tiña del cuerpo (tinea corporis)

Contrariamente a su nombre, la tiña está causada por un hongo y no por un gusano. Suele aparecer en el torso y las extremidades. La tiña en otras zonas del cuerpo puede tener otros nombres, como pie de atleta o tiña inguinal.

El principal síntoma de la tiña es una erupción en forma de anillo con bordes ligeramente elevados. La piel del interior de estas erupciones circulares suele tener un aspecto saludable. La erupción puede extenderse y suele picar.

La tiña es una infección cutánea por hongos muy común y muy contagiosa. Sin embargo, no es grave y suele tratarse con una crema antifúngica.

Pie de atleta (tinea pedis)

El pie de atleta es una infección por hongos que afecta a la piel de los pies, a menudo entre los dedos. Los síntomas típicos del pie de atleta son:

  • picor, o sensación de quemazón y escozor entre los dedos o en las plantas de los pies
  • piel enrojecida, escamosa, seca o descamada
  • piel agrietada o con ampollas

En algunos casos, la infección puede extenderse a otras zonas del cuerpo. Por ejemplo, las uñas, la ingle o las manos (tinea manuum).

Tiña inguinal (tinea cruris)

La tiña inguinal es una infección cutánea por hongos que se produce en la zona de la ingle y los muslos. Es más común en hombres y adolescentes.

El síntoma principal es una erupción roja con picor que suele empezar en la zona de la ingle o alrededor de la parte superior de los muslos. La erupción puede empeorar después de hacer ejercicio u otra actividad física y puede extenderse a las nalgas y el abdomen.

La piel afectada también puede tener un aspecto escamoso, escamoso o agrietado. El borde exterior de la erupción puede ser ligeramente elevado y más oscuro.

Tiña del cuero cabelludo (tinea capitis)

Esta infección fúngica afecta a la piel del cuero cabelludo y a los tallos del cabello asociados. Es más frecuente en los niños pequeños y debe tratarse con medicamentos orales recetados, así como con un champú antimicótico. Los síntomas pueden ser:

  • calvas localizadas que pueden parecer escamosas o rojas
  • descamación y picor asociados
  • sensibilidad o dolor asociados en las manchas

Tiña versicolor

La tiña versicolor, a veces llamada pitiriasis versicolor, es una infección cutánea por hongos/levaduras que provoca la aparición de pequeñas manchas ovaladas en la piel. Está causada por el crecimiento excesivo de un tipo específico de hongo llamado Malassezia, que está presente de forma natural en la piel de aproximadamente el 90% de los adultos.

Estas manchas cutáneas decoloradas aparecen con mayor frecuencia en la espalda, el pecho y la parte superior de los brazos. Pueden tener un aspecto más claro o más oscuro que el resto de la piel, y pueden ser de color rojo, rosa, bronceado o marrón. Estas manchas pueden producir picor, descamación o escamas.

La tiña versicolor es más probable durante el verano o en zonas de clima cálido y húmedo. A veces, la afección puede reaparecer tras el tratamiento.

Candidiasis cutánea

Se trata de una infección de la piel causada por el hongo Candida. Este tipo de hongo está presente de forma natural en nuestro cuerpo y en su interior. Cuando crece en exceso, puede producirse una infección.

Las infecciones cutáneas por cándida se producen en zonas cálidas, húmedas y mal ventiladas. Algunos ejemplos de zonas típicas que pueden verse afectadas son debajo de los pechos y en los pliegues de las nalgas, como en la dermatitis del pañal.

Los síntomas de una infección por cándida en la piel pueden incluir:

  • una erupción roja
  • picor
  • pequeñas pústulas rojas

Onicomicosis (tinea unguium)

La onicomicosis es una infección fúngica de las uñas. Puede afectar a las uñas de las manos o de los pies, aunque las infecciones de las uñas de los pies son más comunes.

Usted puede tener onicomicosis si tiene uñas que están:

  • descoloridos, normalmente amarillos, marrones o blancos
  • frágil o se rompe fácilmente
  • engrosada

Para tratar este tipo de infección, a menudo se requieren medicamentos recetados. En los casos graves, el médico puede extirpar una parte o la totalidad de la uña afectada.

Factores de riesgo

Hay varios factores que pueden aumentar el riesgo de contraer una infección cutánea por hongos. Entre ellos se encuentran:

  • vivir en un ambiente cálido o húmedo
  • sudar mucho
  • no mantener la piel limpia y seca
  • compartir objetos como ropa, zapatos, toallas o ropa de cama
  • llevar ropa o calzado ajustado que no respira bien
  • participar en actividades que impliquen un contacto frecuente con la piel
  • entrar en contacto con animales que puedan estar infectados
  • tener el sistema inmunitario debilitado debido a medicamentos inmunosupresores, tratamiento del cáncer o enfermedades como el VIH.

Cuándo acudir al médico

Muchos tipos de infecciones cutáneas por hongos acaban mejorando en respuesta a los tratamientos fúngicos de venta libre. Sin embargo, llame a su médico si

  • tiene una infección cutánea por hongos que no mejora, empeora o reaparece después de un tratamiento de venta libre
  • nota que se le cae el pelo a la vez que le pica o se le escama la piel
  • tiene el sistema inmunitario debilitado y sospecha que tiene una infección por hongos
  • tiene diabetes y cree que tiene pie de atleta u onicomicosis

Tratamiento de los hongos en la piel

Los medicamentos antifúngicos sirven para tratar las infecciones por hongos. Pueden eliminar los hongos directamente o impedir que crezcan y prosperen. Los medicamentos antifúngicos están disponibles como tratamientos de venta libre o con receta, y vienen en una variedad de formas, incluyendo:

  • cremas o ungüentos
  • pastillas
  • polvos
  • sprays
  • champús

Si sospecha que tiene una infección cutánea por hongos, puede probar un producto de venta libre para ver si le ayuda a eliminar la afección. En los casos más persistentes o graves, el médico puede recetar un medicamento antimicótico más potente para ayudar a tratar la infección.

Además de tomar antifúngicos de venta libre o con receta, hay algunas cosas que puede hacer en casa para ayudar a deshacerse de la infección por hongos. Estas incluyen:

  • mantener la zona afectada limpia y seca
  • usar ropa o zapatos holgados que permitan que la piel respire

Prevención

Intente tener en cuenta los siguientes consejos para ayudar a prevenir el desarrollo de una infección cutánea por hongos:

  • Asegúrate de practicar una buena higiene.
  • No compartas la ropa, las toallas ni otros objetos personales.
  • Lleve ropa limpia todos los días, especialmente calcetines y ropa interior.
  • Elija ropa y zapatos que respiren bien. Evite la ropa o el calzado demasiado ajustado o que le restrinja el movimiento.
  • Asegúrate de secarte adecuadamente con una toalla limpia y seca después de ducharte, bañarte o nadar.
  • Usa sandalias o chanclas en los vestuarios en lugar de caminar con los pies descalzos.
  • Limpia las superficies compartidas, como los aparatos de gimnasia o las colchonetas.
  • Aléjate de los animales que presenten signos de infección por hongos, como la falta de pelo o el rascado frecuente.

Conclusión

Las infecciones cutáneas por hongos son frecuentes. Aunque estas infecciones no suelen ser graves, pueden causar molestias e irritación debido al picor o al enrojecimiento de la piel. Si no se trata, la erupción puede extenderse o irritarse más.

Hay muchos tipos de productos de venta libre que pueden ayudar a tratar las infecciones cutáneas por hongos. Sin embargo, si tienes una infección que no mejora con los medicamentos de venta libre, acude a tu médico. Es posible que necesite una receta para un tratamiento más eficaz.

Categorías:

Noticias relacionadas
PUBLICIDAD     COLABORA     AVISO LEGAL     CONTACTO     Copyright 2022 Cortaporlosano Trending Topics