Hago dieta y no adelgazo: los errores m√°s comunes que te impiden perder peso

REVISA TUS H√ĀBITOS
Categorias: Artículos, Dietas.

a dieta y no adelgazo ¿Por qué hago dieta y no adelgazo? Estos son los errores que podrías estar cometiendo en tu dieta y que te impiden perder peso.

Hace dieta requiere esfuerzo, constancia y fuerza de voluntad. Por eso, cuando no vemos los resultados que esperábamos, nos frustramos y nos venimos abajo. En muchos casos, es habitual tirar la toalla cuando no adelgazamos tanto como esperábamos.

Pero antes de rendirte y abandonar tu dieta, quizás deberías analizar cada uno de tus hábitos para ver si hay alguno que podría estar fallando. A veces son pequeños errores los que nos están perjudicando y están haciendo que nuestra dieta no tenga éxito.

Cometer errores al hacer dieta es algo habitual ya que no todos tenemos los conocimientos sobre nutrición y deporte necesarios para ser expertos. Por eso, en este artículo queremos hablarte de los errores más comunes a la hora de hacer dieta. Quizás te sientas identificado y así puedas empezar a corregirlos para, por fin, obtener los resultados que esperas de tu dieta y tu entrenamiento.

Obsesionarnos con las calorías (y nada más). Tener en cuenta las calorías que consumimos cada día es importante ya que, para perder peso, debe haber un déficit de caloría. Pero esto no es lo único que importa en una dieta. De hecho, la misma cantidad de calorías puede afectar a nuestro cuerpo y a nuestro peso de forma distinta dependiendo de dónde venga. Las grasas trans siempre nos van a afectar más que las grasas saludable, aunque tengan el mismo número de calorías. Por otro lado, contar las calorías a todas horas y observar cada una de las etiquetas puede ser tan estresante que nos haga abandonar la dieta. Fíjate más en el origen de los alimentos y en que sean naturales antes que procesados.

a dieta y no adelgazo

No controlar las cantidades. Que un alimento sea sano no quiere decir que podamos comer kilos y kilos de ese alimento. Comer con moderación cualquier alimento es la clave para acostumbrar a nuestro estómago a saciarse antes y comer de forma moderada y responsable. Además, algunos alimentos son sanos, pero dejan de serlo y pasan a ser alimentos que engordan mucho si los comemos en grandes cantidades. Por ejemplo, los frutos secos.

Copiar la dieta de nuestro amigo. Cuando a un amigo le ha ido bien con una dieta y vemos cómo ha perdido mucho peso en poco tiempo, le solemos preguntar cómo lo ha hecho para copiar sus pasos. El problema es que cada cuerpo es distinto y cada persona tiene unas necesidades, por lo que esa misma dieta puede que no te haga el mismo efecto. Para cuidar tu salud, olvida las dietas milagro y busca una que se adapte a ti, a tu cuerpo y a tu actividad física. Si es necesario, consulta a un profesional.

No beber agua suficiente. El agua hidrata y sacia, lo que la convierte en el producto clave de una buena dieta. Es habitual confundir el hambre con sed. Por otro lado, la falta de hidratación hace que las grasas no se quemen como deberían, al mismo tiempo que favorece la retención de líquido.

a dieta y no adelgazo

Confiar en los productos light. Meter todos los alimentos catalogados como light en tu carrito del supermercado no te está ayudando a adelgazar aunque pienses que sí. En la mayoría de los casos, la palabra light en el envase es puro marketing y la cantidad de calorías con respecto al producto original solo es ligeramente menor. Además, estos productos contienen edulcorantes que a veces son peores para nuestra salud que los azúcares de los productos que no son light. Lo mejor es sustituir estos productos light por otros realmente naturales y saludables.

Abusar de la sal. Cuando nos ponemos a dieta, lo primero que nos quitamos es el azúcar, sin tener en cuenta que la sal puede hacernos engordar igualmente. La sal hace que retengamos más líquido y esto hará que nos hinchemos y ganemos peso. Además, favorece la deshidratación y hace que consumamos más calorías. Por lo tanto, debemos moderar el consumo de sal.

No tener en cuenta lo que bebemos. Por mucho que vigilemos lo que comemos, nuestra dieta puede fastidiarse por completo si no tenemos en cuenta lo que bebemos. Por alguna razón, tenemos a darle menos importancia a las calorías de las bebidas que a las de la comida, lo que hace que nos tomemos un par de refrescos sin pensar que nos estamos saltando la dieta realmente. Estas bebidas, así como los zumos o los batidos, contienen muchas calorías y azúcares que nos harán engordar por mucho que comamos únicamente verduras cocidas. La clave es tomar el agua como bebida habitual, haciendo excepciones esporádicas para tomar un vaso de vino o alguna bebida sin azúcar.

a dieta y no adelgazo

No hacer ejercicio. Sin duda, uno de los errores más comunes. El ejercicio físico es fundamental para que nuestra dieta funcione. Es el ejercicio el que consigue cambiar nuestro metabolismo e iniciarnos en los hábitos saludables. Combinando dieta y ejercicio, los resultados será mucho mejores.

La próxima vez que te preguntes 'por qué estoy a dieta y no adelgazo', repasa tus hábitos y piensa si estás cometiendo alguno de estos errores. Ahora es el momento de ponerle remedio y empezar a obtener resultados de tu dieta.

Ranking

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

12 votos

Categorias: Artículos, Dietas.
Noticias relacionadas