Precauciones que debes tomar antes y después de correr en cinta

RUNNING INDOOR

La cinta de correr es uno de los aparatos más utilizados para hacer cardio. Hay incluso quien tiene una en su casa. Pero, ¿sabes bien cómo utilizarla de forma segura para evitar lesiones y obtener el máximo rendimiento? Te explicamos las precauciones que debes tomar antes y después de correr en cinta.

- Antes: Prepara todo lo que vayas a necesitar durante tu sesión de entrenamiento para no interrumpirla. Coge una botella de agua, una toalla y los cascos si quieres escuchar música. Cuando lo tengas todo, ya puedes subirte a la cinta, pero comprueba que esté detenida.

- Durante: No empieces a correr directamente. Anda unos cinco minutos para acostumbrarte a moverte sobre la cinta. Luego ya podrás modificar la velocidad y la pendiente a tu gusto. Mientras corres, intenta permanecer recto y mirar hacia adelante. No te gires ni cambies la posición porque podrías perder el equilibrio y caerte. Por lo demás, sigue los mismos patrones de un entrenamiento en la calle: no hagas sobreesfuerzos y mantén tu propio ritmo, sin tener en cuenta si el de al lado parece que está subiendo el Tourmalet y tú pareces una tortuga.

- Después: No pares en seco. Cuando hayas terminado de correr, anda unos cinco minutos para ayudar al cuerpo a volver al estado de reposo. Cuando bajes de la cinta, estira.

Estas son las precauciones que debes tomar antes y después de correr en cinta. 

 

ÂżTe gusta? ÂĄPuntĂșalo!

3 votos

Noticias relacionadas