Push Press: el entrenamiento definitivo para los hombros

HAZLOS CRECER

push press

Te enseñamos a cómo ejecutar unos buenos push press de hombros

Siempre nos obsesionamos con tener unos brazos descomunales o una tripa de infarto, (con unos abdominales caseros lo conseguirás) pero hay ciertos músculos que ayudan enormemente a conseguir un cuerpo tonificado y esbelto. Uno de ellos son los hombros, el remate de nuestros queridos brazos y el músculo que hace que éste luzca en todo su esplendor. Si bien es cierto que hay que andar con ojo por temor a las lesiones, es un grupo muscular que no hay que dejar de lado.

Lo bueno del push press es que conseguirás mover un grupo muscular más amplio que con las típicas elevaciones de mancuernas. Para ejecutarlo, cogemos la barra a la altura del cuello, con los codos flexionados. Con la ayuda de una ligera flexión de rodillas, elevamos la barra hasta extender por completo los brazos por encima de nuestra cabeza. Al inicio del ejercicio, los codos deben apuntar hacia abajo y el movimiento ha de ser fluido y continuado: se flexionan las piernas y se impulsa la barra hacia arriba para volver al punto inicial, con las rodillas apretando hacia abajo, hacia el suelo. El push, claro, proviene del movimiento de rodillas. Hay que intentar, evitar, por todos los medios posibles, que los pies se separen lo más mínimo del suelo, porque entonces estaríamos haciendo otro ejercicio completamente distinto. 

Con el push press estaríamos tonificando no solo los hombros sino, además, el deltoides, los gluteos, el trapecio, los gemelos e, incluso, los músculos abdominales, entre otros.

El push press es un ejercicio indispensable para hacer crecer los hombros y, además, es muy sencillo de ejecutar. Pruébalo.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

4 votos

Noticias relacionadas