¿Cómo se hacen los ejercicios de kegel?

FORTALECER EL SUELO PÉLVICO

ejercicios de kegelEjercicios de kegel: ¿qué son y cómo se hacen?

Los ejercicios conocidos como ejercicios de kegel son cada vez más populares, así que seguramente ya habrás oído hablar de ellos. Sin embargo, esto no significa que tengamos toda la información sobre qué son exactamente, qué se trabaja con ellos, cómo se hacen o para qué sirven. En este artículo te daremos toda la información necesaria para que empieces a practicarlo y a disfrutar de sus beneficios.

Aunque seas alguien aficionado al deporte y el ejercicio, es posible que no hayas oído hablar de estos ejercicios o que no sepas cómo de importante puede ser para tu cuerpo. Por esta razón, son muchos los deportistas que no trabajan esta zona de su cuerpo, centrándose en otras en las que sí se aprecia el trabajo. Con los ejercicios de kegel estaremos trabajando una zona importante que nos ayudará en diferentes aspectos.

En primer lugar, tienes que saber que la parte del cuerpo que se trabaja en estos ejercicios es el suelo pélvico. Aunque mucha gente piense que estos ejercicios son exclusivos para mujeres, esto no es cierto, ya que tanto hombres como mujeres tienen suelo pélvico y pueden fortalecerlo.

ejercicios de kegel

¿Para qué sirven los ejercicios de kegel?

La razón por la que siempre se ha pensado que eran ejercicios para mujeres es porque hace años que se popularizaron como método para fortalecer el suelo pélvico tras el parto y así evitar la incontinencia urinaria. El creador de estos ejercicios fue el médico Arnold Kegel, de ahí su nombre, y comenzó a popularizarlo en los años 40.

Sin embargo, con el paso de los años, se han ido descubriendo otras ventajas de los ejercicios de Kegel. Por ejemplo, la de disfrutar más del sexo. El hecho que de fortalezcamos el suelo pélvico hace también que ganemos un mayor control sobre él y esto no ayuda en las relaciones sexuales.

¿Cómo podemos hacer ejercicios de kegel?

Ahora que conoces sus ventajas y lo beneficioso que puede ser para tu cuerpo, puede que te interese practicar estos ejercicios. Lejos de lo que pueda parecer, son ejercicios muy sencillos que puedes practicar en casa en cualquier momento, por lo que no necesitarás ningún material específico ni apuntarte a un gimnasio para ello.

Los ejercicios de kegel se pueden hacer sentado o tumbado. Para comenzar, te recomendamos tumbarte ya que resulta más fácil de este modo. El ejercicio consiste en contraer la musculatura del suelo pélvico, elevarlo, mantener la posición unos segundos, volver a la posición inicial y, por último, relajar el suelo pélvico. Luego tendremos que repetir varias veces estas cuatro fases.

Mientras realizamos estos ejercicios de kegel, debemos mantener una respiración normal y concentrarnos en los cuatro pasos del ejercicio. También deberemos estar pendientes del resto de músculos que pueden estar implicados en este movimiento y que debemos tratar de mantener relajados. Por ejemplo, los abductores y los glúteos.

ejercicios de kegel

Beneficios de los ejercicios de kegel para los hombres

Como hemos dicho, estos ejercicios están recomendados para ambos sexos ya que los dos pueden obtener beneficios de ello. En el caso de los hombres, fortalecer el suelo pélvico les puede ayudar a luchar contra la eyaculación precoz, además de tener un mayor control de la potencia sexual.

Beneficios de los ejercicios de kegel para las mujeres

Al aumentar el control del suelo pélvico mediante estos ejercicios, las mujeres pueden prevenir la incontinencia urinaria en el futuro o incluso luchar contra ella. Pero además, pueden recuperar la firmeza en el suelo pélvico después del parte. Sin embargo, uno de los usos más conocidos actualmente de los ejercicios de kegel es cómo la mujer puede llegar a redescubrir su sexualidad y a aumentar el placer mediante un mayor control de sus músculos. Trabajando el suelo pélvico, la mujer puede conseguir que el coito sea más placentero e incluso que los orgasmos sean más intensos. Por eso, actualmente, muchos sexólogos recomiendan a las mujeres este tipo de ejercicios para solucionar algunos de sus problemas sexuales.

ejercicios de kegel

¿Cuándo practicar estos ejercicios?

Lo mejor de estos ejercicios es que puedes hacerlo en cualquier lugar y en cualquier momento. Al principio te recomendamos que busques un momento y un lugar tranquilo en el que poder tumbarte y concentrarte en los ejercicios para hacerlos de la forma correcta. Una vez que tengas dominadas las cuatro fases de los ejercicios de kegel, podrás realizarlos sentado o incluso mientras trabajas.

Cuando hablamos del ejercicio o nos apuntamos a un gimnasio para comenzar una rutina con la que fortalecer nuestro cuerpo, a menudo nos olvidamos de algunos músculos de los que nunca se habla o los que no se suelen trabajar, y el suelo pélvico es uno de ellos. Debemos ser conscientes de que este músculo también es importante y que además, trabajarlo cada día, nos puede traer tantos beneficios como trabajar los bíceps o los abdominales.

Incluye los ejercicios de kegel en tu rutina de ejercicios y disfruta de sus beneficios. En el vídeo puedes ver una rutina de ejercicios de kegel. 

Ranking

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

1 votos


Noticias relacionadas