Beneficios de la espirulina

ENTÉRATE

Los beneficios de la espirulina te sorprenderán. Te contamos de qué te puedes beneficiar consumiéndola

Anteriormente te comentabamos qué es la espirulina y para qué sirve. El alga que se esconde detrás de este nombre tan curioso es toda una fuente natural de propiedades increíbles. Además, es increíblemente sencillo incluirla en tu dieta, por lo que tomarla no te costará nada.

Quizás aún no conoces la espirulina, ya que no es un ingrediente común de tus recetas ni estamos acostumbrados a toparnos con su nombre en los menús de los retaurantes.

La espirulina es un alga microscópica y complemento alimeticio que ofrece numerosos beneficios a nuestro organismo debido a la amplia gama de vitaminas y minerales esenciales que contiene.

Además, es un suplemento dietético de efecto anti-envejecimiento gracias a su riqueza en antioxidantes como el beta-caroteno (también recomendados para los ojos y la visión), hierro asimilable (que contiene más beta-caroteno), además de hierro, vitamina B12, vitamina E, calcio, fósforo, magnesio y ácido gama linoleico, y a su facilidad para ser digerida por el organismo, la espirulina es toda una reina de los complementos vitamínicos.

La espirulina es baja en grasas saturadas, a diferencia de otros alimentos con un alto valor nutricional equiparable al de este alga prodigiosa (como por ejermplo lácteos o carnes) y aporta ácidos grasos esenciales para el organismo que no se pueden encontrar ni en carne, huevos o lácteos. Esto también significa que es baja en calorías, por lo que estamos de enhorabuena a poder sumarle ese grandísimo beneficio.

El consumo regular de espirulina puede ser especialmente beneficioso en casos de anemia, desmineralización y agotamiento, ya que ayuda a recuperar la vitalidad, la forma física y desintoxicar el organismo de toxinas nocivas.

Los vegetarianos pueden aprovecharse de su alto contenido en vitamina B-12, un elemento que no pueden incorporar en su dieta al no comer carne, y que además es fundamental para la salud de los nervios y los tejidos. Hay incluso estudios que revelan que la toma de esta vitamina puede ser beneficiosa para tratar la ansiedad social de forma natural, sin tener que recurrir a fármacos para el trastorno de ansiedad generalizado

El hierro de la espirulina es más fácil de absorber que el de otros suplementos dietéticos, por lo que supone una buena forma de incorporar este elemento en tu dieta sin tener que estar condicionado por todo lo que comes ni tener que recurrir a suplementos de origen farmacéutico. Este elemento es fundamental para un sistema inmunitario bien fuerte, y uno de los que más fácil y comúnmente advertimos su carencia.

Más cosas buenas: la espirulina es todo un regeneraldor de la flora intestinal y un poderoso activador de los mecanismos celulares de desintoxicación. Le echa una mano al hígado, facilitándole el trabajo al hígado y a los riñones.

Sus agentes antioxidantes actúan como antivirales, antiinflamatorios, anticancerígenos y refuerzan el sistema inmune de forma general.

También contribuye a la producción del neurotransmisor de la acetilcolina, que ayuda a mantener la vaina de la mielina; encargada de las funciones neuronales pertinentes para un adecuado trabajo del sistema nervioso.

Otro de sus contenidos; en fenilanina lo hacen un perfecto aliado dietético ya que este aminoácido es un perfecto supresor del apetito, haciéndolo esencial en programas que buscan la pérdida de peso.

Las vitaminas que contiene la espirulina favorecen un mejor funcionamiento de las células, actuando sobre los músculos y cintribuyendo a un mayor físico, intelectual y... curiosamente, hasta sexual.

En cuanto a tu salud cardiovascular, esta también se verá mejorada gracias al consumo de espirulina ya que ésta ayuda a reducir el colesterol, los triglicéridos y disminuir la presión sanguínea durante los movimientos de sístoles y de diástoles; siendo una perfecta aliada para tu corazón.

También hay beneficios estéticos derivados de la toma de espirulina: gracias a su alto contenido en vitaminas, minerales y aminoácidos, las espirulina aporta los nutrientes necesarios para el crecimiento de tu cabello.

Su acción antioxidante también cumple con una función antienvejecimiento gracias a su composición rica en clorofila, retinoides, ácidos linoleicos, vitamina E, y betacarotenos, que van muy bien para la piel

Te damos ideas sobre cómo tomar espirulina en batidos para que no dejes de disfrutar de las infinitas propiedades que te brinda este alga en polvo que se puede consumir disuelta.

Hagamos un repaso a los componentes de la espirulina, para los que se siente atraídos por los datos: Se compone alrededor de 75% de proteínas e incluye las siguientes vitaminas: A, E, D, B1, B2, B3, B6, B12. Minerales: hierro, zinc, ácido fólico y ácidos esenciales. Y gracias a la clorofila que le da su característico color verde azulado, también contiene grandes dosis de oxígeno.

Tomar espirulina es beber salud líquida. Este alga milenaria proveniente de las regiones de Asia se puede adquirir con total facilidad (siempre poniendo atención a sus componentes) y puede ser de gran ayuda para la pérdida de peso así como una fuente natural de beneficios para todo el organismo.

Os invitamos a que la probéis y os dejéis embriagar de salud, energía y vitalidad. Poco a poco comprobaréis como hace que vuestra piel esté descongestionada y limpia y cómo vosotros también os sentís muchos mejor.

Esperamos que con este listado de beneficios que aporta la espirulina a la salud hayáis quedado más que convencidos sobre por qué es importante tomarla.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

28 votos

Noticias relacionadas
load