Todo lo que necesitas saber sobre hacer ejercicio embarazada

A SUDAR, FUTURA MAMÁ (PERO POCO)

Todo lo que necesitas saber sobre hacer ejercicio embarazada

Todo lo que necesitas saber sobre hacer ejercicio embarazada.

Estoy embarazada y quiero hacer ejercicio y mantenerme en forma. ¿Es posible?

La respuesta a eso no es una certeza 100% comprobada y eficaz. Al igual que con cualquier cosa relacionada con la salud o la salud durante el embarazo, lo mejor es informarte antes con tu médico para obtener la mejor información según tus circunstancias particulares. Siempre es importante verificar con ellos que siguiendo el consejo de internet. Sin embargo, hay algunas pautas generales sobre si es seguro hacer ejercicio durante el embarazo.

El ejercicio suave durante el embarazo no solo ayuda a tu cuerpo a recuperarse más rápido, sino que también está relacionado con un parto más suave.

Como es lógico, muchas futuras madres se ponen nerviosas con la idea de hacer ejercicio durante el embarazo, pero cuando te paras a pensarlo, nueve meses es mucho tiempo para evitar el gimnasio y el ejercicio, así que aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre cómo mantener a tu bebé en espera a salvo mientras haces ejercicio.

¿Puedo hacer ejercicio durante el embarazo?

Sí, puedes hacer ejercicio durante todo el embarazo y es más que aconsejable para las mujeres embarazadas el mantenerse activas.

El ejercicio realizado con regularidad no solo ayuda a que tu cuerpo vuelva a ponerse en forma después del nacimiento de tu bebé, sino que también te ayuda a sobrellevar el estrés físico del parto.

Incluso hay evidencia que apunta a que las futuras madres más activas experimentarán menos problemas más adelante durante su embarazo y en las semanas previas al parto.

Se recomienda mantener tu habitual o normal de ejercicio (ya sea correr, practicar yoga o nadar) mientras te sientas cómoda y “operativa”.

Según datos de estudio, muchas mujeres indicaban ser conscientes de la recomendación de realizar cierta actividad física, pero no sabían qué tipo de ejercicios tenían que hacer, con cuanta frecuencia y con qué intensidad. Bien, los autores del estudio encontraron que lo ideal en estos casos es realizar ejercicio entre moderado y de baja intensidad, aproximadamente 150 minutos a la semana y comenzando tras el primer trimestre de embarazo.

Los resultados de un nuevo estudio revelan una asociación positiva entre la práctica de ejercicio físico moderado durante todo el embarazo y un acortamiento del tiempo total del parto.

“Este trabajo confirma los beneficios para madre y recién nacido de un elemento cómodo, inocuo y atractivo: el ejercicio físico supervisado y moderado durante el embarazo”, explica Ruben Barakat, investigador de la Universidad Politécnica de Madrid y autor principal del estudio en el que también ha participado la Universidad canadiense de Western Ontario.

Todo lo que necesitas saber sobre hacer ejercicio embarazada

¿Qué tipos de ejercicio son seguros?

Es muy importante tener en cuenta que si no estuviste particularmente activa antes de quedar embarazada, ahora no es el momento de comenzar a ir al gimnasio y hacer muchos ejercicios cardiovasculares a lo loco. Eso es completamente desaconsejable salvo que seas una deportista de élite habituada a lidiar con esa exigencia física. Incluso la estrella del tenis Serena Williams o la campeona de ciclismo Laura Kenny siguieron entrenando durante sus embarazos. Pero posiblemente tú no te encuentres en ese rango. No pasa nada: yo tampoco ;)

Si bien la mayoría del ejercicio sigue siendo seguro, siempre y cuando no sea extenuante, la natación y el yoga siguen siendo populares entre las mujeres embarazadas, ya que son ejercicios de bajo impacto que no ejercen presión sobre las articulaciones o el bebé nonato.

 

¿Qué tipos de ejercicio son inseguros?

Obviamente, también habrá algunos tipos de ejercicio que se descartarán por completo mientras su cuerpo hace lo suyo.

Los deportes de contacto como el kickboxing o el judo no son la mejor idea, ya que hay una mayor probabilidad de ser golpeado, lo que nunca es bueno para el bebé.

Los médicos tampoco aconsejan a las mujeres embarazadas acostarse boca arriba durante períodos prolongados, ya que el bebé choca contra su vaso sanguíneo principal y puede hacer que se sienta mal.

Aunque el buceo no es un deporte cotidiano para la mayoría de nosotros, las mujeres embarazadas tienen estrictamente prohibido bucear tan bajo el agua ya que su bebé no tiene protección contra la descompresión, mientras que también existe el riesgo de que entren burbujas de gas en el torrente sanguíneo.

Del mismo modo, las mujeres embarazadas tampoco pueden hacer ejercicio a más de 2,500 m sobre el nivel del mar ya que esto pone al bebé en riesgo de mal de altura.

Todo lo que necesitas saber sobre hacer ejercicio embarazada

¿Hay algún riesgo de aborto espontáneo?

Aunque un estudio de 2007 de 92,000 mujeres en Dinamarca encontró que había un vínculo tentativo entre los que se ejercitan durante el embarazo y las tasas más altas de aborto, el NHS enfatiza que las mujeres embarazadas no pondrán en riesgo a sus bebés con ejercicios suaves y de bajo impacto.

Sin embargo, las futuras mamás deben tener en cuenta el sangrado vaginal, la fuga de líquido amniótico, el mareo, el dolor en el pecho y la hinchazón durante el ejercicio.

Para estar seguro, consulte a su médico antes de realizar actividad física durante el embarazo, pero esto es casi todo lo que necesitas saber sobre hacer ejercicio embarazada.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

16 votos

Noticias relacionadas