Fatiga mental, o por qué trabajar sentado puede cansar tanto como hacer ejercicio

CANSADO DE ESTAR SENTADO

fatiga mental ¿Te pasas el día sentado frente al ordenador y aún así acabas exhausto? Se llama fatiga mental.

Trabajar durante al menos ocho horas sentado en una silla frente a un ordenador es algo cada vez más común. Este tipo de trabajos no requiere movimiento físico por nuestra parte pero, durante el tiempo que permanecemos sentados en la oficina, no necesariamente estamos descansando.

¿Tú también padeces el “Síndrome de los lunes por la mañana"?
5 trucos para superar el lunes en la oficina

Mucha gente se pregunta cómo es posible llegar tan cansado a casa después del trabajo si lo único que han hecho durante todo el día es estar sentados en una silla. Sin embargo, esto es completamente normal según médicos expertos en medicina del sueño, como el Dr. Steven Peinsilver, quien asegura que la fatiga mental es completamente real y cada vez más común.

Cuando realizamos tareas en el ordenador, nuestro cerebro requiere mucha energía y consume el 20% del oxígeno de nuestro cuerpo. Esto supone un desgaste físico que pocas veces logramos entender ya que no estamos sudando como cuando venimos directamente del gimnasio o de correr.

Al desgaste que suponen las actividades que realizamos en el ordenador cuando trabajamos, hay que sumarle el desgaste causado por la planificación o la anticipación. Es decir, cuando realizamos una tarea, al mismo tiempo estamos pensando en los tiempos de entrega, en el resultado final, en la aprobación de nuestro jefe o incluso en las obligaciones que tenemos que hacer en casa cuando salgamos de la oficina.

Todo esto supone una fatiga mental que no debemos pasar por alto. Si detectamos que estamos más cansados de lo habitual, debemos intentar dormir más horas y tomarnos descansos para caminar y levantarnos de la silla cada dos horas. En la fatiga mental, la actividad física supone el descanso y no al contrario. 

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

11 votos

Noticias relacionadas
load