¿Qué hacemos con los suplementos nutricionales?

TOMA NOTA

¿Qué hacemos con los suplementos nutricionales?

El suplemento nutricional suple los vacíos que se producen en una dieta saludable debido a un entrenamiento intenso. Eso asegura Julio de la Morena, especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

Los suplementos, controlados y con una ingesta específica, no tienen por qué ser algo negativo en la vida de un deportista. El secreto radica en no lanzarse a su consumo sin el asesoramiento de un especialista que determine cuáles son los más adecuados, atendiendo de forma personalizada las carencias que necesite cubrir.

Una buena alimentación, con la que la fruta ocupando un lugar fundamental, y un buen descanso son los secretos de Chema Martínez. "Puede que si te notas flojo en algo necesites cierta ayuda, pero no considero que sea necesario tirar de suplementos porque sí”.

¿Cuáles son los más consumidos en el mercado?

El colágeno, número uno en ventas en las tiendas de suplementación y dietética, se elabora con escamas de pescados blancos, y evita las roturas fibrilares dando elasticidad al músculo. Mezclado con magnesio, ácido hialurónico y vitamina C, es un complemento muy interesante para ayudar a recuperarse de las lesiones musculares e incluso ayuda a evitarlas.

El magnesio: imprescindible para el organismo e implicado en numerosos procesos que afectan a la función muscular, incluyendo la absorción de oxígeno, producción de energía y el equilibrio electrolítico.

La creatina: Ácido nitrogenado que se encuentra en los músculos y células nerviosas de algunos organismos vivos que aumenta su capacidad para realizar ejercicio de alta intensidad y de recuperarse en lapsos cortos y con ejercicios de potencia.

L-carnitina: Es un transportador de los ácidos grasos (lípidos) a la mitocondria, se encarga de la producción de la energía de la célula, pero también es el lugar donde estos ácidos grasos son convertidos en energía. Es una sustancia proteica que se encuentra de forma natural en el organismo. Puede ingerirse como tal, a través de la dieta. Las fuentes de carnitina son las carnes rojas y los productos lácteos aunque también la podemos sintetizar.

Cafeína: gracias a ella se libera calcio en los miocitos y esto produce una mejor y mayor contracción muscular, favoreciendo la velocidad en los sprints en ciclismo y natación, por ejemplo. Al aumentar la capacidad sensorial y de concentración, es útil en las situaciones de salida o anticipación ante el rival. En los deportes de larga duración se ha visto que mejora el rendimiento.

Ácido hialurónico: Presta una función clave en la cicatrización de heridas, regeneración celular y la lubricación de las articulaciones. Es una sustancia gelatinosa que se produce naturalmente en el cuerpo, con altas concentraciones en el tejido conectivo blando. En ocasiones la cantidad de este compuesto disminuye, lo que puede dar lugar a problemas de salud tales como la artrosis por lo que podría ser beneficioso la suplementacion con dicho ácido.

Omega-3:  Mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular, disminuye la concentración de triglicéridos y el colesterol LDL en sangre, mientras que aumenta el colesterol HDL.

Aminoácidos: Son esenciales y deben ser aportados con la dieta. Constituyen el 35-40% de la proteína corporal y el 15% de los aminoácidos del músculo esquelético. Proporcionan energía al músculo en situaciones de ejercicio intenso, favorecen la síntesis proteica y detienen la destrucción muscular. En deportes aeróbicos de larga duración (ciclismo, maratones...) o de alta intensidad sobre grupos musculares concretos, los depósitos musculares de glucógeno descienden e incluso se vacían.

Bromelina. Enzima que, en el campo de la medicina deportiva, se utiliza para prevenir o conseguir la disminución del dolor, el edema y la subsecuente pérdida de fuerza tras la realización de trabajo físico con cierto componente excéntrico. Esta suplementación es especialmente eficaz cuando el componente de retención hídrica es importante, y puede ser útil en individuos que practican una actividad deportiva que requiere altos niveles de fuerza, con posibilidad de condicionar daño muscular y dolor de aparición tardía que también pueden producirse durante los entrenamientos de resistencia.

Glutamina: Aminoácido derivado de otro que es el ácido glutámico, el más abundante en el plasma y el músculo. La síntesis de la glutamina en el músculo es mayor que la de cualquier otro aminoácido. La razón de esta alta tasa de producción se basa en el papel de la glutamina como combustible para las células.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

1 votos

Noticias relacionadas