Dormir poco y mal puede causar obesidad

M√ĀS LORZAS, NO

dormir mal

¿Duermes poco y mal? Pues cuidado, pues eres más propenso a padecer obesidad

Cuando hablamos de dormir poco nos referimos, siempre, a dormir a diario menos de 6 horas. Si eres de los que piensan que eso de dormir no va contigo, si te sientes genial con dormir 4 o 5 horas y, a la vez, te cuesta mucho perder esos kilos de más por mucha dieta y ejercicio que hagas, en el descanso, seguramente, esté la clave. Y hay numerosos estudios que relacionan, directamente, el mal descanso con la obesidad. ¿A qué se debe que estén relacionados el dormir poco con la obesidad?

Si el cuerpo no tiene el descanso que requiere y le damos pocas horas de sueño, está sufriendo cambios hormonales que inciden, explícitamente, en aspectos como la saciedad y el apetito. Por un lado, se produce una disminución de la leptina, la hormona que ayuda a mantenernos saciados, y por otro aumentan los niveles de grelina, la hormona que se encarga de regular la sensación de hambre. Es por ello que cuando dormimos poco, nuestro cuerpo nos pide alimentos altos en grasa y azúcares.

Además, si dormimos poco y mal nos vamos a sentir el resto del día muy cansados y fatigados, por lo que nos costará mucho más hacer ejercicio, impidiendo así que perdamos esos kilos que nos sobran. Por eso es tan esencial que adecuemos nuestro cuerpo a un mínimo de 7 horas de sueño.

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

6 votos

Noticias relacionadas
load