Consejos para realizar una dominada perfecta

UNA ESPALDA DE ACERO

dominadas

Te damos los mejores consejos para lograr conseguir la dominada perfecta

Seguramente, uno de los mejores ejercicios que podemos hacer para desarrollar los músculos de la espalda son las dominadas. Aunque  muy temidas por los deportistas amateurs y aquellos que aún no tienen los músculos de los brazos muy desarrollados, merece la pena ponerse en marcha y conseguir, al menos, conseguir una para ir, luego, yendo poco a poco y encontrar la progresión adecuada a cada uno de nosotros. Por nuestra parte, te damos unos cuantos consejos para que la técnica de vuestra dominada sea aún mejor y así evites lesiones a largo plazo y sus efectos sean más visibles.

  • Pide ayuda en el ascenso: es de lógica que bajar en la dominada te cueste menos esfuerzo, así que puedes ir reforzando el descenso pidiéndo ayuda para poder subir., o servirte de algún punto de apoyo, como una silla o escalera, con cuidado, y no molestar a nadie. Poco a poco irás adquiriendo la suficiente fuerza como para subir y bajar sin ayuda.
  • Nunca llegues a extender del todo el brazo y mantén el codo levemente flexionado en todo momento, así evitarás lesiones.
  • No caigas en la tentación de impulsarte para ganar fuerza. Sabemos que las dominadas son duras pero es mejor un movimiento lento y controlado, sobre todo en vistas a no padecer ninguna lesión.
  • Al principio, no hace falta que llegues a tocar la barra con el pecho, puedes quedarte a medio camino. Pero no te olvides de ir aumentando la distancia, pues si no, el entrenamiento no habrá servido de nada.
  • Debes estar bien agarrado a la barra, ayudándote de accesorios como muñequeas y guantes sin dedos.

Ante todo, pide consejo al monitor de sala en tu gimnasio habitual. Con estos consejos para conseguir la dominada perfecta lograrás una espalda de acero. ¡Ponte a prueba!

Categor├şas:

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

8 votos

Noticias relacionadas