Razones por las que no deberías estar todo el día contando calorías

RELÁJATE

Mirar la etiqueta nutricional de los alimentos que compramos para decantarnos por los más sanos es un buen hábito, pero obsesionarse y estar todo el día contando las calorías que nos aporta lo que nos echamos al estómago es una locura.

Éstas son algunas razones por las que no deberías estar todo el día contando calorías:

1. Es engañoso. No es lo mismo ingerir 200 calorías de frutas que de patatas fritas. Aunque estés dentro del límite calórico que te has propuesto, no estarás llevando una dieta sana si sólo comes hamburguesas y bollos. Mejor preocúpate por aportarle a tu cuerpo todas las vitaminas, proteínas, etc. que necesita. 

2. Cuantificar con exactitud la cantidad de calorías que tomas es casi imposible y, si lo haces, estarás perdiendo un tiempo valiosísimo. 

3. La cantidad de calorías que hay que consumir diariamente depende de cada persona y de sus hábitos. No te fíes si alguien te dice que lo ideal son 2.000. Quizá sea sólo para él.

4. Te puedes volver una persona muy maniática. Además, queda fatal que cuando alguien te invita a cenar sólo estés pendiente de cuántas calorías tiene la merluza que te acaban de servir. 

No te obsesiones con las calorías. Se puede llevar una dieta saludable sin necesidad de estar todo el día con la calculadora en la mano. Disfruta de las comidas. 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

19 votos

Noticias relacionadas
load