El gasto federal en ayuda alimentaria aumenta un 50%, pero los estadounidenses hambrientos dicen que no es suficiente

El gasto federal en ayuda alimentaria aumenta un 50%, pero los estadounidenses hambrientos dicen que no es suficiente

El Departamento de Agricultura gastó en 2020 casi un 50% más que antes de la pandemia para financiar el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria, o SNAP, una cifra que subraya el salvavidas que proporciona a los estadounidenses que luchan contra el hambre.

El gasto se dispar√≥ hasta los 90.000 millones de d√≥lares el a√Īo pasado, ya que el programa pas√≥ de una media de 35,7 millones de beneficiarios en el a√Īo fiscal 2019 a una media de 43,9 millones en el √ļltimo a√Īo fiscal, seg√ļn el USDA. En diciembre, el Congreso aprob√≥ un aumento del 15% de las prestaciones durante seis meses, y tanto el presidente Joe Biden como los republicanos del Senado han propuesto ampliar esas prestaciones hasta septiembre, as√≠ como aumentar la financiaci√≥n de la asistencia nutricional suplementaria para mujeres, beb√©s y ni√Īos.

El gasto federal en ayuda alimentaria aumenta un 50%, pero los estadounidenses hambrientos dicen que no es suficiente

Comparación de los planes de estímulo de Biden y del GOP

"Nos preocupa no estar llegando a todos los que necesitan nuestra ayuda, pero el programa ha crecido de forma espectacular", dijo Stacy Dean, subsecretaria adjunta de alimentación, nutrición y servicios al consumidor del USDA.

    La nueva administraci√≥n de Biden est√° revisando los programas y buscando ampliar la asistencia, un giro respecto a la administraci√≥n de Trump, que intent√≥ endurecer la elegibilidad pero fue bloqueada por un juez federal en medio de la pandemia del a√Īo pasado.

    "A muchos expertos y, fundamentalmente, a las familias que lo utilizan, les preocupa que no sea suficiente y que no refleje el coste de una dieta básica saludable", dijo Dean. "Así que en realidad estamos echando un vistazo a eso ahora para ver si se necesitan ajustes para que las familias puedan permitirse una dieta básica con nuestros beneficios".

    Leer m√°s

    Los bancos de alimentos informan de que ven por primera vez

    El Programa de Asistencia Nutricional Complementaria es precisamente eso: un complemento. El programa est√° dise√Īado para impulsar los presupuestos de alimentos de las familias que viven por debajo del umbral de la pobreza. Pero el hist√≥rico desempleo ha dejado a muchas m√°s familias en apuros mientras la pandemia sigue aumentando.

    Un mi√©rcoles por la ma√Īana, unos 1.000 coches abarrotaban el aparcamiento de un centro de distribuci√≥n de alimentos gestionado por el Banco Regional de Alimentos de Los √Āngeles. La organizaci√≥n y sus socios atienden a 900.000 residentes al mes, casi una d√©cima parte de la poblaci√≥n del condado de Los √Āngeles.

    "M√°s del 40% de los que llegan son nuevos en la necesidad. Es la primera vez que solicitan ayuda alimentaria de cualquier tipo de programa", dijo Michael Flood, presidente y director general del banco de alimentos.

    Dijo que muchos clientes no conocen los programas de beneficios federales. "Así que tenemos información en las cajas de alimentos, haciéndoles saber cómo aplicar", agregó.

    La diferencia entre la vida y la muerte

    Ver√≥nica Bedico, madre soltera de cuatro hijos, lleva varios a√Īos entrando y saliendo del SNAP. Hab√≠a estado empleada a tiempo parcial como ayudante escolar, pero fue despedida en marzo. Ahora depende m√°s que nunca de los cupones de alimentos.

    "Puede significar literalmente la diferencia entre la vida y la muerte. Y eso no es algo abstracto", dijo Bedico. "Es, literalmente, la √ļnica forma en que yo, y otros como yo, hemos podido sobrevivir sin tener ning√ļn apoyo familiar durante este tiempo".

    Bedico recibe tanto el SNAP como el dinero del programa EBT de la Pandemia, pero sigue teniendo que hacer visitas mensuales al Foothill Unity Center, una despensa de alimentos en Monrovia, California.

    "Todo eso nos ha permitido sobrevivir y no morir de hambre", dijo Bedico.

    Facilitar la obtención de ayuda

    El USDA afirma que está tratando de hacer más accesibles los programas de asistencia fomentando más inscripciones por teléfono y en línea en lugar de en persona.

    "Si eres una madre trabajadora, acudir a una cita a mediodía en una clínica de WIC puede ser difícil para ti, pero tal vez podrías hacer una cita a través de tu teléfono móvil", dijo Dean. "Queremos intentar darle la vuelta y responder a las necesidades de las familias que sólo necesitan una ayuda básica".

    Eso también incluye la ampliación del programa piloto de compras en línea del SNAP, que permite a los beneficiarios del SNAP comprar alimentos en línea en lugar de ir en persona a la tienda de comestibles. Cuarenta y siete estados han firmado el programa, que se lanzó en abril de 2019 y ahora cubre más del 97% de los participantes del SNAP. Bajo la administración de Biden, el USDA espera inscribir a más tiendas que acepten los pedidos del SNAP en línea y proporcionen la entrega.

    Todavía no es suficiente

    Kenya Edwards se inscribi√≥ en el programa SNAP pero dice que no es suficiente. Por eso estaba en la cola del Banco Regional de Alimentos de Los √Āngeles.

    "Consigo como 200 dólares", dijo Edwards. "Puedo hacer que se estire, pero una vez que se acaba, se acaba".

    Las colas en Los √Āngeles se repiten en todo el pa√≠s. En Georgia, 1 de cada 7 adultos y 1 de cada 5 ni√Īos sufren inseguridad alimentaria, seg√ļn el Atlanta Community Food Bank.

      En Nueva York, Public Health Solutions, que ayuda a los neoyorquinos a inscribirse en el programa SNAP, afirma haber quintuplicado su n√ļmero.

      "Esto es un poco un parche", dijo Lisa David, presidenta y directora general de Public Health Solutions. "Es mejor que nada, pero no ayuda a que la gente se sienta segura de poder poner comida en la mesa para sus familias cada día".

      Categorías:

      Noticias relacionadas