Diferencias entre la ducha de agua fría y agua caliente

HIGIENE PERSONAL

ducha fria o caliente

¿Quieres saber cuáles son todas las diferencias entre la ducha de agua fría y agua caliente?

Aunque muchos aún se resisten a creerlo, la ducha diaria es algo que no debemos dejar escapar y más ahora, en pleno verano, que con estas altas temperaturas nos llevamos todo el día sudando. Pero una vez que nos hemos metido en la ducha hay veces en que ponemos agua fría y otras caliente, porque nos acordamos que una vez nos dijeron: ''Dúchate con agua fría que te activa la circulación'' y otros nos dijeron ''Mejor dúchate con agua caliente, que te relaja y viene muy bien para afrontar el día con tranquilidad''. Para poner fin a este dilema, te vamos a decir cuales son las ventajas de la ducha fría y la ducha caliente.

Si te duchas con agua fría: 

  • Refuerzas tu sistema inmunológico: tenderás a padecer menos enfermedades.
  • ¿Eres estudiante, tiendes a ser disperso? Dúchate con agua fría, ayudará a tu concentración.
  • ¿Te cuesta madrugar? ¿Te llevas dormido un rato después? El agua fría es mano de santo.

¿Es bueno ducharse todos los días?

  • Si te sientes decaído, nada mejor que una buena ducha de agua fría para volver a llenar la barra de energía
  • ¿Quieres perder peso? El agua fría acelera tu metabolismo.
  • Mejora tu rendimiento laboral
  • Es un potente quemagrasas.
  • Y un maravilloso antiarrugas.
  • Mejora el ánimo

Si te duchas con agua caliente:

  • Combate el insomnio
  • Destapa los poros, limpiando la piel
  • Desintoxicante

Un hombre lleva 12 años sin ducharse

  • Previene y combate las cefaleas y migrañas
  • Antiinflamatoria
  • Te sentirás más descansado
  • Ansiolítica
  • Destensa los músculos
  • Adiós a la nariz constipada

¿Qué prefieres, ducha fría o caliente? Cada una tiene sus beneficios. Prueba las dos.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

19 votos

Noticias relacionadas
load