Un estudio demuestra que el secreto de la felicidad está en vivir como si fueses una cabra

CIENCIA LOCA COMO UNA CABRA


hombre cabra
Unas prótesis, un caso y a las montañas para unirse a un grupo de cabras. No te rías, es ciencia, un gran estudio que ha demostrado que el secreto de la felicidad está en vivir como si fueses una cabra.

Thomas Thwaites es un científico y antropólogo inglés que ha querido llevar hasta las últimas consecuencias un experimento de lo más peculiar: Para demostrar que existe el decrecimiento existencial, o lo que es lo mismo, la posibilidad de una evolución a la inversa en la que quizás los seres humanos vayan simplificando sus vidas hasta volver a llevar el día a día que les corresponde como especie para ser más felices, vivir como simples animales. Sin atascos, sin despertadores, sin estrés. Sólo comer, sobrevivir y formar parte de un grupo.

Así que, lejos de las probetas y el instrumental de laboratorio, el investigador combinó la ciencia con una de sus grandes pasiones: ¡las cabras!
Un estudio de lo más marciano para el que sólo necesito de "tres instrumentos": El permiso de un pastor de los Alpes Suizos, unas prótesis que imitaran sus patas y un casco de ciclista, para convivir durante 6 días con un grupo de cabras y recoger todas las vivencias fruto de la investigación. Una experiencia que al principio fue de lo más dura hasta que se acostumbró sus "nuevas patas" y su vida en la montaña, pero en la que poco a poco demostró quién era el líder de la peculiar manada.

hombre cabra
-¡Follow the Leader!

Para conseguirlo, Thwaites se preparó a conciencia estudiando a fondo el comportamiento de las cabras para llegar a ser como ellas sin levantar ningún tipo de sospecha entre sus nuevas compañeras. ¡Y vaya que sí lo consiguió!

¡Vaya! Ehm...Creo que es mejor que seamos sólo amigos, no soy lo que parezco...

En las conclusiones de su experimento, el investigador ha declarado que se ha sentido mejor que nunca gracias a una desconexión total del estrés de la vida moderna en un marco de felicidad incomparable: "Alejado de ser un ser consciente, que se arrepiente del pasado y se preocupa por el futuro, he vivido como estando de vacaciones". Unas vacaciones con una dieta de lo más estricta, pero vacaciones después de todo, en las que quizás radique el secreto de la verdadera felicidad.

hombre cabra
-¿Qué hay de comer?
-Lo mismo que ayer, hierba.

Unas increíbles conclusiones que recogerá en su libro: GoatMan: How I took a holiday from being human, en el que relatará su experiencia y tratará de demostrar que quizás el futuro de la especie humana se encuentre en vivir como las cabras para alcanzar su clímax como especie.

De modo que, lejos de los hoteles, las playas y los viajes por el mundo, este investigador ha descucierto el gran paradigma del ocio y la desconexión más absoluta: Ser una cabra, ese el gran secreto de la felicidad. Ni el dinero, ni el amor ni la salud. Ser como una cabra. Estar como una cabra. Es decir, volver a lo básico, la evolución marcha atrás mientras miras por el retrovisor en una carretera concurrida y exclamas "¡Qué estresados están todos! Menos yo, que soy una cabra..."

¿Quieres ser feliz de verdad? Pues sólo necesitas unas prótesis, un casco de ciclista y un grupo de cabras. Así de sencillo, gracias a este marciano estudio que demuestra que el secreto de la felicidad está en vivir como si fueses una cabra. "¡Beeeeh!"



¿Te gusta? ¡Puntúalo!

17 votos

Noticias relacionadas
load