La vacuna COVID-19 de Pfizer es efectiva después de 6 meses y funciona contra la variante problemática

La vacuna COVID-19 de Pfizer es efectiva después de 6 meses y funciona contra la variante problemática

La vacuna COVID-19 desarrollada por Pfizer y BioNTech sigue siendo altamente protectora contra el nuevo coronavirus durante al menos seis meses después de la segunda dosis, según anunciaron las empresas el jueves (1 de abril).

Este análisis, basado en un ensayo en curso con más de 44.000 voluntarios, incluyó a 800 participantes de Sudáfrica, donde una variante del coronavirus con cierta capacidad para evadir los anticuerpos, denominada B.1.351, está causando la mayoría de los nuevos casos. No obstante, la vacuna sigue pareciendo altamente protectora contra esta variante, según un comunicado de Pfizer.

En apoyo de estos datos del ensayo, los estudios de laboratorio de la sangre de los individuos vacunados también mostraron que la inyección induce una sólida respuesta de anticuerpos neutralizantes contra el B.1.351, según un informe publicado el 8 de marzo en The New England Journal of Medicine.

Guía rápida: Las vacunas COVID-19 en uso y su funcionamiento

"La alta eficacia de la vacuna observada hasta seis meses después de una segunda dosis y contra la variante prevalente en Sudáfrica proporciona más confianza en la eficacia general de nuestra vacuna", dijo el presidente y director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, en el comunicado.

La vacuna se ha evaluado ya en más de 44.000 participantes de 16 años o más, y más de 12.000 participantes vacunados han tenido ya al menos seis meses de seguimiento tras su segunda dosis. Las empresas tienen previsto presentar estos datos para su publicación en una revista científica "en un futuro próximo".

Según la declaración de la empresa, la vacuna muestra una eficacia del 91,3% contra la COVID-19 sintomática en general, y del 95,3% contra la "COVID-19 grave según la definición de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA)", informó la empresa. La definición de COVID-19 grave de la FDA incluye una serie de síntomas, como una frecuencia cardíaca elevada, un aumento de la frecuencia respiratoria que indique dificultad respiratoria, una saturación de oxígeno en sangre del 93% o inferior, disfunción hepática o la necesidad de oxígeno suplementario o ingreso en una unidad de cuidados intensivos, según la CNN.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. tienen una definición ligeramente diferente de COVID-19 grave, a saber, que requiere un nivel de oxígeno en sangre del 94% o inferior y evidencia de neumonía en los pulmones, detectada por rayos X. Según el estándar de los CDC, "la vacuna fue 100% eficaz contra la enfermedad grave", dijo Pfizer.

Contenido relacionado

-11 enfermedades (a veces) mortales que saltan entre especies

-14 mitos sobre el coronavirus desmontados por la ciencia

Los 12 virus más mortíferos de la Tierra

En total, la empresa registró 927 casos sintomáticos confirmados de COVID-19 en su ensayo de última etapa. 850 de esos casos se produjeron en personas que recibieron las inyecciones de placebo en lugar de la vacuna. De los 77 casos que se produjeron en las personas vacunadas, ningún caso fue grave según los estándares de los CDC, y sólo uno fue grave según los estándares de la FDA, informó Pfzier.

Se notificaron nueve casos de COVID-19 entre los 800 voluntarios de Sudáfrica, todos los cuales se produjeron en el grupo de placebo, "lo que indica una eficacia de la vacuna del 100%", según el comunicado. Dado que este análisis incluye un subconjunto relativamente pequeño de participantes en comparación con el ensayo global, esta estimación de la eficacia de la vacuna es menos segura que la estimación global del 91,3%.

"En un análisis exploratorio, se secuenciaron las nueve cepas y se confirmó que seis de ellas eran del linaje B.1.351", lo que se suma a la evidencia de que la vacuna protege contra la variante, señaló la empresa.

Además de estos prometedores datos de eficacia, "no se observaron problemas graves de seguridad en los participantes del ensayo hasta seis meses después de la segunda dosis", según el comunicado. "Los efectos secundarios fueron en general coherentes con los resultados comunicados anteriormente".

Noticias relacionadas