Una mujer da a luz a gemelos concebidos con tres semanas de diferencia

Una mujer da a luz a gemelos concebidos con tres semanas de diferencia

Una mujer de Inglaterra se quedó embarazada cuando ya lo estaba, y finalmente dio a luz a unos raros gemelos concebidos con tres semanas de diferencia, según las últimas noticias.

Normalmente, cuando una mujer se queda embarazada, su cuerpo pone en marcha varios procesos biológicos destinados a evitar un embarazo simultáneo, incluida la liberación de hormonas para detener la ovulación. Pero en raras ocasiones, una mujer embarazada puede seguir ovulando, o liberando un óvulo, y ese óvulo puede ser fecundado por un espermatozoide e implantado en el útero, según informó anteriormente Live Science. Este raro fenómeno, en el que dos óvulos fecundados se implantan en el útero en momentos diferentes, se conoce como "superfetación".

En este nuevo caso, los gemelos fueron concebidos con tres semanas de diferencia, según Good Morning America. La madre, Rebecca Roberts, tenía 39 años y se quedó embarazada por primera vez el año pasado, después de haber intentado concebir durante varios años y haber tomado medicamentos para la fertilidad.

Las 11 tendencias más extrañas del embarazo

A las 12 semanas de gestación, los médicos descubrieron en una ecografía un segundo bebé que tenía una diferencia de tamaño de tres semanas con respecto al primero. Como la superfetación es tan rara, al principio los médicos de Roberts no podían explicar la diferencia de tamaño entre los dos bebés.

"Mi reacción inicial fue cómo se me había pasado el segundo gemelo", dijo a Good Morning America el Dr. David Walker, ginecólogo-obstetra del Royal United Hospital de Bath. "Y tras esto [me] sentí ligeramente aliviado de que no fuera un error mío, sino un embarazo bastante extraordinario".

Los médicos diagnosticaron a Roberts una superfetación y le dijeron que el bebé más pequeño podría no sobrevivir. Cuando Roberts estaba embarazada de 33 semanas, el pasado mes de septiembre, los médicos le indujeron el parto porque la gemela más pequeña, Rosalie, dejó de crecer adecuadamente debido a un problema con el cordón umbilical.

El mellizo mayor, Noah, permaneció en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) durante tres semanas, y Rosalie estuvo 95 días. Ambos bebés están ahora en casa y sanos.

Contenido relacionado

- 18 formas en que el embarazo puede cambiar tu cuerpo para siempre

- 5 formas en que la paternidad cambia el cerebro de un hombre

- 7 formas en que las mujeres embarazadas afectan a los bebés

"Cuando los acostamos uno al lado del otro, es como si se conocieran al instante - y estiran la mano y tocan la cara del otro, y es simplemente lo más hermoso", dijo Roberts a Good Morning America. "Los gemelos tienen un vínculo increíble de todos modos, pero la historia entre estos dos, cuando sean lo suficientemente mayores para descubrirlo, se sentirán aún más especiales".

No está claro cuántos casos de superfetación se producen; muchos casos pueden pasar desapercibidos porque los fetos son tan cercanos en edad, y por tanto en tamaño, que se piensa que son gemelos normales, según el informe de Live Science. La mayoría de los casos conocidos de superfetación corresponden a pacientes que utilizaron técnicas de reproducción asistida, como la fecundación in vitro, según Healthline.

Aun así, se cree que el fenómeno es extremadamente raro, porque para que se produzca deben ocurrir tres acontecimientos distintos e improbables: la ovulación (que suele ser detenida por las hormonas del embarazo), la fecundación (que suele detenerse al principio del embarazo cuando se forma un "tapón de moco" que impide el paso de los espermatozoides por el cuello del útero) y la implantación (que requiere espacio suficiente para otro embrión en el útero, así como hormonas que normalmente no se liberarían una vez que alguien ya está embarazada), según Healthline. Pero en otros animales -como los peces, las liebres y los tejones- la superfetación es realmente común.

Noticias relacionadas