Aprende a perder kilos bebiendo leche este verano

ESTE VERANO, BEBE LECHE

Aprende a perder kilos bebiendo leche este verano

Aprende a perder kilos bebiendo leche este verano.

¿Alguna vez te has preguntado si la leche podría ayudarte a eliminar esos kilos de más? Conoce ahora los beneficios de la pérdida de peso de la leche.

 

La leche puede ayudar a eliminar algunos kilos de más y por si fuera poco, lo hace de una manera saludable. La efectividad de la leche para bajar de peso es relevante por el hecho de que en realidad son muy pocos los que creen que algo así es posible. Además, el consumo de lácteos es muy importante durante el embarazo y la lactancia. Muchos de los nutrientes de la leche se requieren durante esta etapa como por ejemplo: proteína, fósforo, magnesio, hierro, vitamina B12, riboflavina y calcio. El consumo de hasta 3 porciones de productos lácteos durante el embarazo, y hasta 5 porciones durante la lactancia pueden llegar a cumplir con estos requisitos. El calcio es un nutriente muy importante ya que el calcio se fija en los huesos del bebé en desarrollo.

 

Mientras tu madre te daba un vaso de leche antes de ir a la escuela, su objetivo real era ayudarte a mantenerte activa durante el día y saludable a largo plazo. Sabemos que la leche nos ayuda a mantener nuestros huesos y dientes fuertes, pero hay una nueva adición a la lista de beneficios para la salud de la leche. ¡Los entusiastas de las dietas diferentes en todo el mundo ahora juran por los beneficios de pérdida de peso de esta deliciosa bebida rica en nutrientes! Sí, una de las bebidas más saludables de todos los tiempos puede ayudarte a eliminar esos kilos de más y también a una forma saludable. Una fuente rica en calcio, proteínas, vitaminas, grasas saludables y minerales, la leche es una de las bebidas más nutritivas de todos los tiempos. En un solo vaso de leche, obtienes los nutrientes que fortalecen tus huesos, mejoran la calidad de tu cabello y tu piel y aumentan tu inmunidad. Sin embargo, los beneficios de la pérdida de peso de la leche aún no se han discutido tan bien. Pero relájate, en este artículo, te familiarizaremos con la efectividad de la leche para perder peso.

Cómo perder peso con la leche: estos son los beneficios.

 

1. Refuerzo del metabolismo

La leche es un excelente estimulante del metabolismo. Cada vaso de leche te proporciona gran cantidad de calcio, grasas saludables, proteínas y calorías. Esto lo ayuda a aumentar su eficiencia y ayudarlo a mantenerse activo durante el día y perder peso más rápido de lo normal.

 

2. Te mantiene saciado por más tiempo

Las proteínas y las grasas en la leche te ayudan a mantenerte lleno, saciado durante mucho más tiempo. Mantiene a raya el hambre y te ayuda a reducir tu consumo de calorías.

Aprende a perder kilos bebiendo leche este verano

3. Buena fuente de vitamina D

Las personas con un IMC más alto tienen niveles bajos de vitamina D. La leche es una fuente rica de vitamina D. Beber 2 vasos de leche es una buena manera de mantener altos los niveles de vitamina D y mantener a raya la grasa corporal adicional.

 

4. Buena fuente de calcio

El calcio mantiene los huesos fuertes. La investigación muestra que la ingesta regular de calcio puede ayudar a las personas a perder peso.

La leche es un alimento muy completo ya que es fuente de calcio, fósforo, magnesio y proteína, los cuales son esenciales para el desarrollo y crecimiento. Un adecuado consumo de de leche durante la infancia y a lo largo de la vida le ayudará a mantener huesos fuertes y prevenir la osteoporosis en la edad adulta.

La leche y productos lácteos se encuentran entre los más altos proveedores de calcio fácilmente absorbible. Una vez más el consumo de 3 porciones de lácteos al día puede proporcionar la mayoría de los requerimientos diarios de calcio.

El grupo de los llamados “macronutrientes” está compuesto por grasas, hidratos de carbono y proteínas. Estas últimas son de gran importancia debido al rol que cumplen para el desarrollo, crecimiento y la reparación de músculos y tejidos. La ventaja de la leche es que los componentes de sus proteínas (los aminoácidos) son fácilmente digeribles en comparación con otros alimentos, lo que facilita la capacidad del organismo de incorporarlos y aprovecharlos.

 

A pesar de ser una de las fuentes de proteínas más saludables y más convenientes para los vegetarianos, el lujo de disfrutar la leche no es para todas las personas. Algunas personas son intolerantes a la lactosa y alérgicas a la leche, por lo tanto, deben evitar su consumo. Este grupo de personas puede disfrutar de otros tipos de leche como la de coco, leche de almendras y leche de soya. Aquellos que buscan las variedades de leche baja en grasa pueden optar también por leche descremada y tonificada. Sin embargo, las variedades aromatizadas deben evitarse debido al alto contenido de azúcar agregado.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

16 votos

Noticias relacionadas