Aloe vera para comer

SÍ, TAMBIÉN SE COME

aloe vera para comer

Todo lo relacionado con el aloe vera para comer. Déjate sorprender

El aloe vera tiene unas propiedades milagrosas que no deja de sorprendernos. Tanto la puedes cultivar en casa como comprarla, hay multitud de sitios en los que la tienes disponible. Además de usarla para diversas afecciones, como la caspa o los resfriados, su gel te puede servir tanto de lubricante natural (y más barato que el de farmacia) como para calmar las quemaduras debido a la exposición elevada al sol en verano, por ejemplo. Lo que mucha gente desconoce, es que el gel de aole vera también se puede comer: mucha gente lo usa, de hecho, para sus dietas de adelgazamiento, o porque, simplemente, disfrutan de su característico sabor. Tiene muy pocas calorías y sus beneficios son abundantes. Estas son algunas recetas en las que implica comer el aloe vera.

Para las bronquitis, por ejemplo, la infusión de aloe vera nos viene genial, basta con hervir un pedazo de sábila en agua hirviendo y tomar la infusión; además, aseguran que masticar un trozo de aloe vera, por ejemplo, calma el dolor de muelas, que todos sabemos puede llegar a ser insoportable. Además, también hay multitud de zumos de aloe vera, de los que ya aquí os dimos buena nota. Los hay para todos los gustos, seguro que encuentras el tuyo.

Déjate sorprender por los usos del aloe vera, que sí, también se come. Para alucinar.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

19 votos

Noticias relacionadas