¿Por qué no rindes al máximo en el trabajo? Puede que te pase esto

PONTE LAS PILAS

¿Crees que no rindes al máximo en el trabajo y que podrías dar más? Puede que te pase alguna de estas tres cosas.

A veces (bastantes) no nos apetece trabajar. Es lógico que prefiramos estar divirtiéndonos o descansando que aguantando a los compañeros más pesados de la oficina, tragándonos charlas del jefe y rellenando innumerables papeles y proyectos que al final no van a valer para nada. Pero más allá de la vaguería y los quehaceres diarios, hay otras causas que pueden estar afectándote para que no rindas como deberías en el curro. ¿Cuáles son?

- Aislarte: Llevar una buena vida social en el trabajo hace que rindamos más y que estemos más cómodos, además de sobrellevar mejor el estrés y el agotamiento. Ojo, que esto no quiere decir que estés todo el día en la máquina de café.

- Que la hora de la comida te la pases trabajando: Traquilo, no eres el primero que lo haces, pero que sepas que esto afecta negativamente a tu rendimiento. Si tu puesto te permite dedicarte unos minutos a comer, sin más, aprovéchalos. Te servirán para desconectar y afrontar el segundo tramo de la jornada más motivado y descansado.

- Falta de apoyo en casa: Escuchar las quejas de otro sobre su trabajo no es la conversación más apasionante del mundo, pero ayuda a afrontar los problemas y a desahogarse. El apoyo de la familia o los amigos es la mejor manera de recargar las pilas.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

4 votos

Noticias relacionadas