Usar la sauna reduce el riesgo de sufrir muerte súbita cardiaca

PROTEGE EL CORAZÓN

La sauna es uno de los elementos fundamentales de cualquier spa y también de la mayoría de los gimnasios. Es un método efectivo para limpiar el cuerpo de toxinas y hacernos sudar, pero ahora se ha descubierto que también puede tener efectos mucho más importantes para nuestra salud. 

Usar la sauna reduce el riesgo de sufrir muerte súbita cardiaca. Ésa es la conclusión a la que ha llegado un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Kuopio, en Finlandia. El equipo analizó la relación entre sauna y muerte súbita, enfermedad coronaria fatal, enfermedad cardiovascular fatal y mortalidad en general sobre un grupo de 2.315 hombres de entre 42 y 62 años. 

Los resultados mostraron que, al cabo de 21 años, hubo 190 muertes súbitas, 281 casos de enfermedad coronaria fatal, 407 cardiopatías de máxima gravedad y 929 muertes. Pero la gente que más veces a la semana se relajaba en una sauna reducía el riesgo de muerte súbita un 22% menos si iban dos o tres veces a la semana y hasta un 63% menos de peligro si iban de cuatro a siete veces semanales. 

El riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares fatales, muerte por enfermedad cardiovascular y mortalidad en general se reducía en torno al 50% si se visitaba la sauna entre cuatro y siete veces a la semana. 

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

15 votos

Noticias relacionadas