Un entrenador de alto nivel compartió los 5 alimentos que debes consumir para el crecimiento muscular

En un nuevo v√≠deo en el canal de Athlean-X, el entrenador de fuerza Jeff Cavaliere C.S.C.S. enumera los cinco alimentos que, en su opini√≥n, son importantes para incorporar a la dieta, tanto para la salud y el bienestar general, como para maximizar la capacidad de su cuerpo para hacer crecer los m√ļsculos.

Ar√°ndanos frescos

Cavaliere cita una investigaci√≥n en la que se descubri√≥ que comer ar√°ndanos con regularidad conduc√≠a a un aumento de las c√©lulas progenitoras musculares humanas, as√≠ como a una disminuci√≥n del estr√©s oxidativo en los m√ļsculos. "Lo que esto significa es una recuperaci√≥n muscular m√°s r√°pida entre los entrenamientos", dice Cavaliere. "A√Īade el hecho de que tambi√©n son ricos en vitamina C y potasio y son un potente antiinflamatorio, y no puedes equivocarte al a√Īadir ar√°ndanos a tu dieta".

Verduras crucíferas

Comer verduras crucíferas provoca la descomposición de la glucorafanina en un potente antioxidante y antiinflamatorio llamado sulfurofano. El brócoli y la coliflor son las opciones más obvias, pero los nabos, los berros, la col rizada, la col, el bok choy, los rábanos, el colinabo y el wasabi también cuentan.

Alimentos de color naranja

La calabaza, el calabac√≠n, el mel√≥n, el mango, el boniato y las zanahorias son fuentes de carotenoides, que eliminan la oxidaci√≥n que provoca la ruptura de las c√©lulas y el envejecimiento prematuro. "Una peque√Īa precauci√≥n aqu√≠", dice Cavaliere. "Si comes demasiado de esto, puedes tener carotenemia, que es cuando realmente empiezas a tener las manos de color naranja... en realidad se debe a un aumento de la vitamina A. Si ves eso, todo lo que tienes que hacer es simplemente disminuir su consumo".

Jengibre

"En mi mundo, es una de las mejores maneras de minimizar las molestias musculares de aparición tardía después de un entrenamiento duro", dice Cavaliere. "Sin embargo, incluso si nunca has levantado un peso, los beneficios antiinflamatorios en todo el sistema son innegables".

Proteína magra

"La forma en que empieces a preparar tu comida determinará en realidad si estás o no en el camino correcto", dice Cavaliere. Por ejemplo, si preparas pollo con cítricos, no vas a cubrirlo con una salsa cremosa, para conservar el valor nutritivo de la propia proteína. Por el contrario, si comes un pollo a la parmesana, seguro que sigues obteniendo proteínas, pero también el pan rallado frito, el queso y la pasta.

"Da un paso atr√°s y eval√ļa no s√≥lo si est√°s comiendo tus prote√≠nas, sino c√≥mo las est√°s comiendo", dice.

Categorías:

Noticias relacionadas