¬ŅEs mejor hacer ejercicio en la naturaleza que dentro de casa?

Seg√ļn algunos investigadores, hacer ejercicio en la naturaleza podr√≠a ser mejor para nosotros que hacerlo en espacios cerrados. Sin embargo, un metaan√°lisis reciente indica que el jurado a√ļn no ha decidido.

Todo el mundo sabe que, para mantenernos sanos, tenemos que ponernos la ropa de deporte y hacer ejercicio con regularidad. Pero, ¬Ņte has planteado alguna vez qu√© impacto puede tener tu entorno en la eficacia de tu entrenamiento? Pues bien, un par de investigadores estadounidenses han recopilado los resultados de los estudios existentes sobre el tema y han llegado a la conclusi√≥n de que, aunque hacer ejercicio en la naturaleza puede ofrecer algunas ventajas tangibles frente al ejercicio en interiores, a√ļn quedan algunas preguntas por responder.

Este meta-análisis, Maddock & Frumkin (2024), fue publicado recientemente en el American Journal of Lifestyle Medicine, y está disponible para su lectura gratuita en línea. Por ahora, sin embargo, he elaborado un resumen de los puntos principales.

¬ŅEs mejor hacer ejercicio en la naturaleza que dentro de casa?

¬ŅCu√°les son los beneficios de hacer ejercicio en la naturaleza?

La investigaci√≥n previa destaca varios. Por ejemplo, en m√ļltiples conjuntos de datos, hay pruebas que sugieren que la actividad f√≠sica en entornos naturales (a los que me referir√© como PANS a partir de ahora) puede mejorar la funci√≥n cognitiva y las interacciones sociales, en mayor medida que si se hace ejercicio en interiores o en un entorno urbano "pobre en naturaleza".

Por ejemplo, Bailey et al. (2018) observaron que los voluntarios que caminaban por un sendero natural obtuvieron mejores resultados que sus compa√Īeros en evaluaciones cognitivas sencillas, como el test de Stroop, e incluso mostraron un estado mental m√°s "meditativo" cuando se les conect√≥ a un electroencefalograma. Por su parte, Rogerson et al. (2016) afirmaron que los voluntarios que realizaban PANS disfrutaban de interacciones sociales de mayor calidad en comparaci√≥n con los voluntarios que hac√≠an ejercicio en interiores.

Sin embargo, Maddock y Frumkin se√Īalan que muchas de las investigaciones publicadas que llegan a estas conclusiones se basan en conjuntos de datos peque√Īos y a corto plazo, y evaluadores independientes han destacado la probabilidad -consciente o no- de sesgo a favor del ejercicio en la naturaleza. Por ello, los autores de este metaan√°lisis han pedido que se recopile una nueva oleada de datos a largo plazo, idealmente a lo largo de un a√Īo o m√°s. De este modo, suponiendo que la metodolog√≠a resista el escrutinio, la industria de la salud y el ejercicio f√≠sico dispondr√° de un conjunto de resultados mucho m√°s definitivo en el que basar sus programas de asesoramiento y compromiso.

¬ŅPuede afectar el PANS a mi rendimiento f√≠sico?

Ya hemos hablado del aspecto mental, pero quizá se pregunte si el entorno también puede afectar al rendimiento físico. Maddock y Frumkin no hacen referencia directa a ello en su trabajo -de hecho, el nivel de esfuerzo era una de sus variables controladas-, pero yo sugeriría que es probable que la respuesta cambie en función de cada caso.

Por ejemplo, si te centras en el entrenamiento de fuerza, es probable que un gimnasio cubierto, p√ļblico o privado, bien equipado sea m√°s propicio para el √©xito a la hora de ganar m√ļsculo en serio (aunque tambi√©n es posible conseguir grandes resultados al aire libre). Sin embargo, gran parte de la diferencia en tu rendimiento f√≠sico vendr√° de factores de personalidad, m√°s que de algo externo. Si te intimida el ambiente de un gimnasio p√ļblico cubierto y no tienes espacio para un equipo de gimnasio en casa, es posible que obtengas mejores resultados con el contraste de la apertura de los PANS.

Del mismo modo, si te centras en el cardio pero te aburres en la cinta de correr, una carrera al aire libre visual y/o socialmente estimulante puede animarte a hacer ejercicio durante distancias m√°s largas, mejorando as√≠ tu rendimiento. En √ļltima instancia, todo se reduce a la comodidad mental. Si te sientes bien en el entorno que te rodea, es probable que te esfuerces m√°s en tus entrenamientos durante m√°s tiempo y de forma m√°s constante.

¬ŅEs mejor hacer ejercicio en la naturaleza que dentro de casa?

Obstáculos para hacer ejercicio en la naturaleza y cómo superarlos

Es importante se√Īalar que varias personas pueden encontrarse con obst√°culos que les impidan participar en PANS. Maddock y Frumkin lo explican con detalle, pero los puntos m√°s destacados de sus conclusiones generales son los siguientes:

En primer lugar, est√° la simple cuesti√≥n del acceso. En su art√≠culo, Maddock y Frumkin se√Īalan que el 97,3% de los habitantes de Illinois viven a menos de 800 metros de un parque, pero s√≥lo el 29,0% de los habitantes de Mississippi pueden decir lo mismo. Est√° claro que la geograf√≠a influye mucho, sobre todo si esos espacios verdes son de pago o tienen horarios de apertura espec√≠ficos. Pero la cosa va m√°s all√°.

Ciertos grupos demográficos pueden responder a los espacios verdes de forma diferente. En parte, esto se debe al concepto de seguridad. Las encuestas sugieren que, sobre todo en el caso de las mujeres, las personas mayores y los padres, la asistencia a los parques está estrechamente vinculada a la percepción de la gente sobre la seguridad o la vigilancia de la zona. Además, es probable que las zonas urbanas más pobres tengan menos espacios verdes o de menor calidad que las zonas urbanas más prósperas. En consecuencia, en Occidente, esto puede significar que las poblaciones y enclaves BIPOC se encuentren en una situación de especial desventaja.

Entonces, ¬Ņc√≥mo combatir estos (y otros) problemas? La soluci√≥n es compleja, pero dos posibles ideas para formar parte de la respuesta incluyen actividades prescriptivas de los profesionales sanitarios y actividades de grupo bien reguladas organizadas por clubes u organizaciones independientes. Incluir las PANS en un contexto cl√≠nico sanitario eleva su importancia percibida, mientras que las actividades de grupo deber√≠an ayudar a proporcionar la seguridad en n√ļmero que buscan las personas de minor√≠as o entornos vulnerables, especialmente si est√°n regidas por una organizaci√≥n grande y conocida. En ese caso, la organizaci√≥n tambi√©n puede subvencionar los posibles costes que conlleve, dependiendo de la causa.

Conclusión

A estas alturas, deber√≠a ser evidente que la relaci√≥n entre el ejercicio y el medio ambiente es polifac√©tica. Sin embargo, como se√Īalan Maddock y Frumkin, el potencial positivo de PANS es te√≥ricamente muy alto, ya que combina la mejora de la salud f√≠sica y mental a la vez. Una vez m√°s, se necesitan m√°s investigaciones a largo plazo para demostrar realmente sus fundamentos cient√≠ficos, pero por ahora, quiz√° no necesitemos respuestas definitivas. Si te sientes bien haciendo ejercicio en la naturaleza, deber√≠as hacerlo; as√≠ de sencillo. Y si es algo que nunca has probado -quiz√° siempre has sentido curiosidad por ello, buscas m√°s oportunidades sociales o simplemente est√°s cansado del ajetreo de tu gimnasio local-, quiz√° sea la se√Īal de que deber√≠as intentarlo.

Categorías:

Noticias relacionadas