Defensora de la medicina natural secuestra a su marido para que no se opere de cáncer

SE ENFRENTA A 8 A├ĹOS DE PRISI├ôN

medicina natural secuestra maridoUna defensora de la medicina natural está acusada de haber secuestrado a su marido para que no se opere de cáncer.

Francisco Manuel Crespo, un hombre de 49 años, recibió en 2008 la terrible noticia de que tenía cáncer. Se trataba de un tumor letal que estaba en su cerebro y que había que operar urgentemente. En este momento, y tras ver el miedo que Francisco le tenía al quirófano, su mujer le animó a probar la medicina natural y tratar de curarse con ella.

Muere un bebé al que sus padres pusieron dieta sin gluten
La estafa de los medicamentos falsos contra el cáncer

Clara Inés Ibarra, su mujer, no solo es propietaria de un herbolario si no que cree firmemente en la medicina natural, así que comenzó, junto a su marido, a visitar todos los naturópatas de la zona. Pero su marido no mejoraba y cada vez tenía menos posibilidades de salvar su vida.

Buscando un poco de paz, el matrimonio y sus dos hijos se trasladaron a un piso que tenían en la playa. Ahora, Clara Inés está acusada de haber retenido allí a su marido contra su voluntad para evitar que se operara.

Durante el juicio, la mujer se ha declarado inocente y ha negado las acusaciones, pero la familia del fallecido sigue manteniendo su versión de los hechos. Según la madre de Francisco, su hijo no solo estaba retenido contra su voluntad si no que su mujer le había “restringido la alimentación al máximo en calidad y cantidad”. También le había prohibido tener la relación con cualquiera de sus amigos o familiares quienes, por más que intentaban verlo, no se les permitía. 

El día que Francisco no pudo más, envió un mensaje a su mejor amigo para que acudiera a sacarlo de allí. Este amigo cuenta que lo encontró desnudo sobre un colchón rodeado de manchas de orina. “Estaba destrozado, con la cara desfigurada y cuando salió de allí se echó a llorar como un niño”.

Tras ser liberado de su propia casa, Francisco denunció a su esposa y obtuvo la custodia de sus hijos después de que un juez le diera la razón. Pero falleció meses más tarde.

La acusada se enfrenta ahora a ocho años y medio de prisión por retener a su marido para que no se operara de cáncer.

 

Categor├şas:

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

7 votos

Noticias relacionadas