La vacuna COVID-19 de Oxford tiene una efectividad de hasta el 90% (con la dosis correcta)

La vacuna COVID-19 de Oxford tiene una efectividad de hasta el 90% (con la dosis correcta)

Un tercer candidato importante para la vacuna contra el coronavirus ha revelado resultados prometedores en ensayos de etapa tard√≠a, ya que los investigadores anunciaron que la llamada vacuna Oxford tiene una eficacia de alrededor del 70% en la prevenci√≥n de COVID-19; y puede tener una eficacia del 90% cuando se administra en una dosis espec√≠fica, seg√ļn un comunicado publicado el lunes (23 de noviembre).

La noticia sigue a los recientes anuncios de Pfizer y Moderna de que sus vacunas contra el coronavirus ten√≠an una eficacia de alrededor del 95%. Aunque muestra una eficacia relativamente menor (pero a√ļn prometedora), la vacuna Oxford es m√°s barata y f√°cil de distribuir que las otras dos.

La vacuna fue desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca y se administra en dos dosis, con 28 d√≠as de diferencia. Los primeros resultados se basan en 131 participantes en ensayos de √ļltima etapa que desarrollaron COVID-19 despu√©s de recibir la vacuna de Oxford o un placebo.

Las vacunas contra el coronavirus m√°s prometedoras

No se encontraron graves problemas de seguridad, y ninguno de los participantes que desarrollaron una infecci√≥n despu√©s de recibir la vacuna fue hospitalizado o tuvo una enfermedad grave, seg√ļn la declaraci√≥n. Los ensayos se interrumpieron dos veces antes (esto es com√ļn en los ensayos cl√≠nicos) despu√©s de que dos participantes diferentes desarrollaran s√≠ntomas neurol√≥gicos, pero se reanudaron de nuevo cuando los investigadores no encontraron una relaci√≥n entre la vacuna y los s√≠ntomas, seg√ļn Vox.

La dosificaci√≥n marc√≥ una gran diferencia en la eficacia, seg√ļn los resultados: En aquellos que recibieron dos dosis completas, la vacuna Oxford tuvo una eficacia de alrededor del 62%, pero en aquellos que primero recibieron media dosis y luego una dosis completa, la vacuna tuvo una eficacia del 90%, seg√ļn la declaraci√≥n. Sin embargo, los datos reales a√ļn no han sido publicados ni revisados por pares; el comunicado de prensa no revel√≥ cu√°ntos participantes recibieron la vacuna y cu√°ntos recibieron el placebo en ninguno de los grupos, datos cruciales que podr√≠an ser importantes para interpretar estos resultados.

La media dosis no fue deliberada, dijo a Reuters Mene Pangalos, el jefe de investigaci√≥n y desarrollo no oncol√≥gico de AstraZeneca. En la primavera, los investigadores notaron que los participantes en Gran Breta√Īa que recibieron una dosis de la vacuna estaban reportando efectos secundarios m√°s leves de lo esperado; result√≥ que "hab√≠an subestimado la dosis de la vacuna a la mitad", dijo Pangalos. La compa√Ī√≠a decidi√≥ seguir adelante con ello.

No está exactamente claro por qué una primera dosis más baja dio mejores resultados.

"Pensamos que al dar una primera dosis m√°s peque√Īa, que estamos preparando el sistema inmunol√≥gico de manera diferente - lo estamos preparando mejor para responder", dijo el Dr. Andrew Pollard, el director del Grupo de Vacunas de Oxford, en una conferencia de prensa el lunes, seg√ļn el Belfast Telegraph. "Y lo que no sabemos en este momento es si esa diferencia es en la calidad o la cantidad de la respuesta inmune."

En las vacunas que se administran en una sola dosis, típicamente, cuanto más alta sea la dosis, mejor será la respuesta inmunológica, dijo Pollard. Pero en las vacunas que se administran en dos dosis, como ésta, la primera dosis prepara el sistema inmunológico y la segunda lo potencia. "Se sabe que las diferentes maneras en que se prepara influyen en la respuesta al refuerzo", dijo.

AstraZeneca presentar√° ahora los datos de eficacia y seguridad de estos ensayos de fase 3 a las agencias reguladoras de todo el mundo, y la Universidad de Oxford presentar√° el an√°lisis completo a una revista independiente revisada por pares. Sus ensayos cl√≠nicos de fase 3 contin√ļan en todo el mundo, incluyendo el Reino Unido, Brasil, Sud√°frica y los Estados Unidos.

La vacuna Oxford funciona de manera diferente a las vacunas Pfizer y Moderna. Estas dos √ļltimas vacunas se basan en una nueva tecnolog√≠a que utiliza un mensajero gen√©tico para incitar al sistema inmunol√≥gico a construir la prote√≠na de punta del coronavirus, que a su vez, incita al sistema inmunol√≥gico a crear un arsenal de c√©lulas para atacar al virus si una persona est√° expuesta de forma natural.

Contenido relacionado

-14 mitos sobre los coronavirus destruidos por la ciencia

-Los 12 virus más mortíferos de la Tierra

-28 devastadoras enfermedades infecciosas

La vacuna de la Universidad de Oxford tiene un enfoque m√°s tradicional: Est√° compuesta por una versi√≥n debilitada de un virus del resfriado com√ļn, llamado adenovirus, que infecta a los chimpanc√©s. El virus est√° alterado gen√©ticamente para que no pueda replicarse en los humanos, y tiene genes a√Īadidos en ese c√≥digo para la prote√≠na de punta del coronavirus. Esto, a su vez, ense√Īa al sistema inmunol√≥gico a reconocer la prote√≠na punta y atacar al virus si una persona est√° expuesta de forma natural.

Si bien la vacuna de la Universidad de Oxford mostr√≥ una eficacia menor que la de Pfizer y Moderna, la primera tiene sus ventajas. Por ejemplo, la vacuna es mucho m√°s barata por dosis que las otras dos y puede almacenarse en temperaturas regulares de refrigerador de 35,6 a 46,4 grados Fahrenheit (2 a 8 grados Celsius). En cambio, la vacuna de Pfizer tiene que ser almacenada en condiciones de ultrafr√≠o que probablemente sea un obst√°culo para su almacenamiento y distribuci√≥n, seg√ļn inform√≥ anteriormente Live Science.

"Debido a que la vacuna puede ser almacenada a temperaturas de refrigerador, puede ser distribuida en todo el mundo utilizando el sistema normal de distribución de inmunización", dijo Pollard. "Y así nuestro objetivo... asegurarnos de que tenemos una vacuna accesible en todas partes, creo que en realidad lo hemos conseguido".

Nota del editor: Este artículo fue actualizado el 23 de noviembre para incluir más información sobre por qué algunos de los participantes recibieron diferentes dosis.

Noticias relacionadas