Jet lag social, un peligro para la salud

CUIDADO CON EL FIN DE SEMANA

Jet lag social, un peligro para la salud

Durante la semana y sus días laborables mantienes una vida tranquila, acostándote pronto para madrugar y acudir al trabajo o lo que tengas que hacer como rutina vital.

Pero a partir del viernes (o los jueves, que son los nuevos viernes), uno sale por las noches: cenas, compromisos o la necesidad de airearse terminan en fiestas y descontroles horarios. Y eso no es bueno para nuestra salud.

Investigadores de la Universidad de Arizona analizaron el impacto producido en nuestro organismo al acostarse y levantarse más tarde los fines de semana. El denominado jet lag social influye negativamente en el estado de ánimo, aumentando el cansancio y las enfermedades coronarias.

Los resultados muestran que por cada hora de este jet lag aumenta un 11% el riesgo de enfermedad en el corazón, además de los problemas de insomnio, y que la regularidad del sueño, más allá de su duración, juega un papel muy importante en nuestra salud.

Mantener unos horarios regulares son determinantes como un tratamiento eficaz, simple y barato de las enfermedades coronarias.

Este estudio se realizó con 984 participantes adultos de entre 22 y 60 años a los que han medido sus rutinas de sueño, dietas, actividades saludables y nivel de socialización. El retraso en el jet lag  se evaluó observando la diferencia de la duración del sueño entre semana y el sueño del fin de semana.

Los expertos que lo investigan creen que la interrupción regular de los patrones de sueño puede "confundir" al reloj del cuerpo, es decir, al ritmo circadiano, que regula nuestro metabolismo.

Según las conclusiones del estudio, liderado por Michael A. Grandner y publicado en la revista Sleep, el jet lag social está asociado "con una salud más pobre, enfermedades de corazón, peor estado de humor y una mayor fatiga y somnolencia".

Varios estudios científicos e instituciones de la salud recomiendan que los adultos deberíamos dormir regularmente como mínimo siete horas al día para estar descansados y en un estado óptimo de salud.

Varios estudios científicos e instituciones de la salud recomiendan que los adultos deberíamos dormir regularmente como mínimo siete horas al día para estar descansados y en un estado óptimo de salud.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

12 votos

Noticias relacionadas