¿Qué hacer cuando te duele el oído?

CÓMO ACTUAR

dolor de oidoTratamientos y consejos para aliviar el dolor de oído.

Un dolor de oído puede llegar a ser muy intenso e incómodo, de ahí que nos preocupemos tanto cuando empezamos a sentir molestias. Lo importante cuando sintamos que nos duele un oído es saber a qué se debe el dolor cuanto antes. Puede que el dolor sea producido por algo que no tiene demasiada importancia o puede que sea el síntoma de algo más grave, por eso debemos permanecer atentos a la aparición de otros síntomas y a si el dolor aumenta de intensidad.

Qué hacer cuando tienes fiebre 
Qué hacer cuando te duele la muela del juicio

¿Por qué duele el oído?

Como hemos dicho, hay que intentar detectar cuando antes qué es lo que está provocando el dolor de oído para así poder tratarlo correctamente y así aliviar la molestia cuanto antes. Uno de los motivos más comunes por los que nos duele el oído es la acumulación de cera. Cuando el cerumen se acumula puede producir molestia e incluso dolor. La solución a este problema es acudir a un médico para que nos haga una limpieza. Si no solucionamos este problema, la cera puede terminar provocándonos una infección grave. Para evitar que esto ocurra, la limpieza constante del oído es fundamental.

Si tu dolor de oído va acompañado de otros síntomas como la fiebre, supuración o un dolor demasiado intenso, deberás acudir al médico urgentemente para que lo examine y determine cuál es el origen del dolor. No dejes pasar tiempo y acude cuanto antes para que tu dolor no vaya a peor.

dolor de oido

¿Qué podemos hacer para aliviar el dolor de oído?

Aceite mineral. Si el dolor no es demasiado intenso y se debe a la acumulación de cera, podemos intentar eliminar el tapón de cera por nosotros mismos con productos que podemos comprar en la farmacia. El aceite mineral sirve para disolver la cera y se puede adquirir sin receta médica. Con solo un par de gotitas varias veces al día podemos conseguir limpiar la zona y deshacer el tampón. Una vez que el tapón de cera desaparezca, desaparecerá el dolor.

Gotas analgésicas. Si lo que provoca tu dolor no es la cera si no una infección, podrás calmarlo con otro tipo de gotas, las analgésicas. Si además de tener dolor de oído tus ganglios y tu cuello se han inflamado, es posible que se trate de una infección de oído. En los casos más graves también va acompañada de fiebre y supuración. No olvides consultar a tu médico antes de comprar cualquier antibiótico y aplicarlo en tu oído.

Analgésicos vía oral. Para este mismo dolor, si lo prefieres, puedes utilizar analgésicos vía oral en vez de gotas para el oído. Lo mejor es consultar a tu médico y que te aconseje sobre cuál es la vía que más beneficiará a tu infección. En el caso de que los analgésicos no sean suficientes, puede que tu médico te recete antibióticos que deberás seguir estrictamente para acabar cuanto antes con la infección.

Antiinflamatorios. A veces el dolor de oído no es más que un síntoma de una gripe, alergia, resfriado o sinusitis. En esta ocasión, deberás tratar la enfermedad ya que cuando te recuperes de ella tu dolor de oído desaparecerá. En estos casos, los antiinflamatorios como el ibuprofesno o el paracetamol pueden ayudarte a aliviar tu dolor.

dolor de oido

¿Qué hacer si ocurre muy a menudo?

Si tus dolores de oído e infecciones son algo demasiado habitual, quizás debas acudir a un médico. Cuando estas infecciones son muy frecuentes suele debersa a un problema con la presión de las trompas de Eustaquio, que son los conductos que conectan el oído medio con la región nasofaríngea y sirven para ventilar el oído. Cuando esto no funciona bien y la ventilación es escasa, se acumula la suciedad en la zona y esta provoca infecciones. Para tratar este problema se suele recurrir a las implantación de tubos de ventilación. Estos se instalan mediante una pequeña cirugía con anestesia local en la que se colocan estos tubos para ventilar artificialmente tu oído y evitar así que se acumula la suciedad.

El principal consejo que debes seguir cuando sufras dolor de oído es que no debes nunca quitarle importancia. Aunque puede que se trate de algo sin importancia, no está de más acudir a un médico para asegurarte de que no es nada grave. El dolor de oído puede ser síntoma de enfermedades graves y poner un tratamiento adecuado a tiempo es fundamental para que no empeore. En el caso de que una infección de oído no se trate, podría acabar perforando el tímpano o y haciéndonos perder la audición en ese oído.

Aunque es frecuente que los dolores de oídos sean provocados por la acumulación de cera cuando no los limpiamos a menudo o como síntoma de un resfriado, no hagas como si nada y permanece atento a los síntomas de los que puede ir acompañado este dolor. Al más mínimo síntoma que te resulte poco habitual, acude a un especialista.

Ante cualquier duda con el tratamiento que mejor te viene, consulta a un médico para que te indique qué hacer cuando te duele el oído.

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

10 votos

Ranking
Tags:

oído

.
Categorias: Artículos, Salud.
Noticias relacionadas
Noticias en portada