¿Cómo es el alcoholismo en bebés?

ALARMANTE

Se alerta del sorprendente caso de alcoholismo en niños pequeños adoptados en Rusia

El síndrome alcohólico fetal es algo real: Esta anomalía se refiere a los problemas físicos, mentales y de crecimiento que se pueden presentar en un bebé cuando la madre bebe alcohol durante el embarazo.

En el caso de Lucía, ella fue adoptada en Rusia por su madre española Itziar hace unos siete años. Como ella, son muchos los niños adoptado en países del Este con es mismo e inusual problema. 

Cuando una mujer bebe alcohol durante el embarazo, se arriesga a dar a luz a un bebé que pagará las consecuencias -con deficiencias mentales y físicas- para el resto de su vida. Los niños que nacen con esta condición de alcholismo pasada por sus madres presenta un bajo peso al nacer, menos perímetro craneal, retraso del crecimiento y el desarrollo, disfunción orgánica, anomalías faciales (ojos pequeños, mejillas planase, etcétera)., epilepsia, habilidades sociales pobres (no se integran en grupos), dificultades de aprendizaje y problemas de comportamiento como hiperactividad y falta de atención...

En ocasiones, y tal y como ocurrió a esta madre que fue a buscar a su hija adoptiva de dos años a Rusia, la niña tenía autismo como consecuencia de un caso de alcoholismo fetal. Hasta un 50% de los niños nacidos en países con altas tasas de alcoholismo sufre del síndrome de alcoholismo fetal.

Las familias de los afectados se están movilizando para que se reconozca el síndrome que afecta la vida de estos niños adoptados y la de los que le rodean, ya que este daño que se produce en el cerebro del feto es irreversible.

El alcoholismo en bebés es un hecho involuntario, ya que es la madre la que transmite esta enfermedad adictiva a su bebé, que bien se puede evitar.

 

Noticias relacionadas
load