C贸mo Suzy Favor pas贸 de ser atleta ol铆mpica a prostituta de lujo

LA CA脥DA DE SUZY

De volar por la pista a las habitaciones de los hoteles más lujosos, en su autobiografía "Fast Girl", Suzy Favor cuenta cómo pasó de ser atleta olímpica a prostituta de lujo.

Una de las grandes reinas de la media distancia, con hasta 7 medallas en los 1500 metros, ponía fin a su carrera en las pistas de atletismo de la forma más cruel posible: En la final de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, Suzy Favor se caía al suelo en una fatídica curva y su llegada a la meta cojeando y entre lágrimas daría la vuelta al mundo. Esa sería la última vez que se vería a la atleta volando sobre una pista tras una meteórica carrera. Una caída que le cambiaría la vida para siempre, y de la forma más inimaginable posible.

Ahora, 15 años después, ha contado al mundo a que se ha dedicado desde su retiro hace 15 años sorprendiendo a todos. Lo que empezó casi como un hobby, manteniendo encuentros sexuales con hombres a cambio de dinero, pronto la atraparía para siempre en una gran espiral de prostitución y lujo a la que se volvió adicta.

En aquella época ya me prostituía alguna vez, y me divertía mucho”, comenta en su libro, pero poco a poco, y gracias a la gran reputación que fue logrando entre sus clientes, bajo el pseudónimo de Kelly Lundy, empezaría a cobrar hasta 6.000 dólares por encuentro convirtiéndose en una de las prostitutas más exclusivas de Las Vegas. Un sombrío éxito que, tal y como reconoce en su libro, llevaron a la atleta de "querer ser la más rápida en la pista, a la mejor en la cama" a pesar de que estaba casada.

Una profunda depresión tras su retiro, y un transtorno de bipolaridad, que hacía que actuara de manera impulsiva, llevaron a la atleta a toda velocidad en su descenso a los infiernos cuando, uno de sus clientes, a los que habitualmente contaba quién era para generar más morbo, se fue de la lengua y la prensa estadounidense filtraría la noticia. La atleta reconoce que pensó en suicidarse, pero con ayuda de su marido, su hija de 7 años y un extenso tratamiento psicológico, al fin ha conseguido levantarse de su gran tropiezo de hace 15 años y vuelve a llevar una vida normal. La autobiografía que acaba de publicar forma parte de una terapia en la que expiar su culpa. Así es cómo Suzy Favor pasó de ser atleta olímpica a prostituta de lujo. La caída más trágica del deporte.

驴Te gusta? 隆Punt煤alo!

2 votos

Noticias relacionadas