Pechos a prueba de gravedad

La maldita gravedad actúa sin piedad sobre los pechos de las mujeres. Con el paso de los años toman vida propia y bajan la guardia sin que se pueda hacer nada. ¿O si? Estos sencillos ejercicios conseguirán, con constancia, que los pechos vuelvan al lugar que nunca debieron dejar, y pondrán en forma los músculos que los rodean.

  1. Flexiones de pared. Frente a una pared extiende los brazos y apoya las manos sobre ella. Flexiona los codos hasta que el pecho toca la pared y repite varias veces.
  2. Cruza las manos.  Sentada con la espalda recta cruza los dedos de las manos a la altura del pecho y levanta los brazos hasta la altura de los hombros. Repite sin descansar unas 10 veces.
  3. El gato. La posición de yoga es útil para el pecho y los brazos. Es tan simple como apoyar durante intervalos todo tu peso en las palmas de las manos y las rodillas.
  4. El rezo. El más efectivo. Junta las manos como si rezaras y aprieta una palma contra la otra, notarás como se levanta el pecho.
  5. La tijera. De pie y bien recta estira los brazos al frente y cruza los brazos en cada movimiento a la altura de tu cara. No descanses hasta que no hayas hecho unas 15 repeticiones. Este ejercicio se puede complementar subiendo y bajando los brazos mientras los cruzas.

Luchar contra la gravedad no es fácil, nadie dijo que lo fuera, pero con estos ejercicios se lo pondrás un poquito más difícil.

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

18 votos

Noticias relacionadas