Esta chica no es una pardilla, es una campeona

 

 

Los prejuicios contra las mujeres siguen siendo una realidad, pero gracias a acciones como la que realizó la luchadora mundial de Muay Thai, Germaine Yeap, están más cerca de desaparecer. Juzgar a las personas solo por lo que está a la vista puede ser un gran error, como ella demostró.

Cuando Yeap entró en este gimnasio nadie la reconoció, no sabían quién era, y la tomaron por una pardilla, por una nerd, que intentaba hacer un trabajo fuera de su capacidad. No os perdáis la cara de los asiduos del gimnasio al ver a Yeap desenvolverse en el ring.

 

 

ĀæTe gusta? Ā”PuntĆŗalo!

17 votos

Noticias relacionadas
load