Causas y tratamiento de los ataques de p√°nico

 Causas y tratamiento de los ataques de p√°nico

El trastorno de pánico es una enfermedad mental que provoca episodios repentinos y repetidos de miedo extremo que pueden durar varios minutos o incluso más. Estos episodios se denominan ataques de pánico. Los ataques se caracterizan por sentimientos exacerbados de catástrofe o de pérdida de control, incluso cuando no existe una amenaza inmediata.

Al principio, el miedo puede limitarse a una circunstancia concreta, como entrar en un ascensor o conducir por un puente. Eso puede llevar a una evitaci√≥n situacional, seg√ļn la Asociaci√≥n Americana de Psicolog√≠a (se abre en una nueva pesta√Īa) (APA). A medida que el trastorno progresa, la persona empieza a temer no s√≥lo la situaci√≥n, sino tambi√©n la posibilidad de sufrir un ataque, y se retira de muchas actividades cotidianas.

Existe una relaci√≥n entre los ataques de p√°nico y la agorafobia. Las personas que padecen agorafobia suelen evitar los lugares p√ļblicos, como el transporte p√ļblico o los centros comerciales, en los que se sienten atrapadas, seg√ļn la Asociaci√≥n Americana de Ansiedad y Depresi√≥n (ADAA). Aproximadamente una de cada tres personas con trastorno de p√°nico desarrolla tambi√©n agorafobia.

La Dra. Deborah Lee (se abre en una nueva pesta√Īa), redactora m√©dica de la farmacia en l√≠nea Dr Fox de Inglaterra, declar√≥ a Live Science que puede ser dif√≠cil identificar el desencadenante de un ataque de p√°nico. "Los ataques de p√°nico aparecen de repente, a menudo sin motivo aparente", explica. "El paciente se siente muy ansioso, temeroso, tembloroso, sudoroso y puede tener palpitaciones. Cuando hay un trastorno de p√°nico, los ataques se producen con frecuencia, a veces varias veces por semana".

Las personas con trastorno de p√°nico temen sufrir otro ataque y suelen evitar situaciones y lugares en los que se han producido ataques anteriores, seg√ļn la ADAA (se abre en una nueva pesta√Īa). A medida que los ataques se hacen m√°s frecuentes, el mundo de quien los sufre se hace cada vez m√°s peque√Īo y se ci√Īe a zonas y rutas muy concretas en las que se siente seguro.

Seg√ļn el Instituto Nacional de Salud Mental (se abre en una nueva pesta√Īa) (NIMH), alrededor del 2,7% de los estadounidenses adultos han padecido diversos grados de trastorno de p√°nico. Las mujeres tienen m√°s del doble de probabilidades de padecerlo que los hombres (3,8% frente a 1,6%). Aunque puede aparecer a cualquier edad, el trastorno de p√°nico suele comenzar al final de la adolescencia y al principio de la edad adulta.

¬ŅCu√°les son las causas del trastorno de p√°nico?

Aunque los investigadores no han determinado una causa espec√≠fica del trastorno de p√°nico, muchos m√©dicos creen que se trata de una combinaci√≥n de factores ambientales y gen√©ticos, seg√ļn el NIMH (se abre en una nueva pesta√Īa).

"El trastorno de pánico es un trastorno mental cuya causa no se conoce bien", afirma Lee. "Puede asociarse a trastornos médicos como una glándula tiroides hiperactiva, anemia, diabetes mal controlada o cardiopatías."

Dr Deborah Lee medical doctor Dra. Deborah Lee

Despu√©s de haber trabajado durante muchos a√Īos en el Servicio Nacional de Salud de Inglaterra, inicialmente como m√©dico general, y luego como cl√≠nico jefe de un servicio comunitario integrado de salud sexual, la Dra. Deborah Lee trabaja ahora como redactora m√©dica y de salud para Dr Fox Online Pharmacy (se abre en una nueva pesta√Īa)

Seg√ļn la APA, estudios con gemelos han demostrado que el trastorno puede heredarse gen√©ticamente. Un estudio publicado en la revista Psychiatry and Clinical Neurosciences (se abre en una nueva pesta√Īa) revel√≥ que la regi√≥n de la am√≠gdala del cerebro era m√°s peque√Īa en las personas con trastorno de p√°nico que en los sujetos de control. Las personas con trastorno de p√°nico experimentan una estimulaci√≥n excesiva en la am√≠gdala, que interviene en la respuesta de lucha o huida y es responsable del miedo y la agresividad, como se observa en un art√≠culo de la revista Psychiatric Clinics of North America (se abre en una nueva pesta√Īa).

El desequilibrio de los sistemas neurotransmisores puede ser una de las causas del trastorno de p√°nico, seg√ļn el Dr. Christopher La Tourette La Riche, director m√©dico del Lucida Treatment Center (se abre en una nueva pesta√Īa) de Lantana, Florida.

Los desequilibrios qu√≠micos u hormonales tambi√©n pueden ser causa de ataques de p√°nico, seg√ļn un art√≠culo publicado en Psychiatric Clinics of North America (se abre en una nueva pesta√Īa), que relacionaba los sistemas neuroendocrino (producci√≥n de hormonas) y de neurotransmisores con el trastorno de p√°nico.

Adem√°s de los factores biol√≥gicos, los investigadores tambi√©n estudian la influencia del estr√©s y los factores ambientales. Un acontecimiento vital estresante, como un parto, un divorcio, un accidente o la muerte de alguien cercano, puede desencadenar un ataque de p√°nico en alguien que antes no mostraba signos del trastorno, como se observa en un estudio sobre el trastorno de p√°nico postnatal publicado en la revista Comprehensive Psychiatry (se abre en una nueva pesta√Īa). Sin embargo, la mayor√≠a de las personas que padecen un trastorno de p√°nico no pueden se√Īalar un acontecimiento concreto que lo haya desencadenado.

"La mayor√≠a de las personas a las que trato han sufrido alg√ļn tipo de trauma a una edad temprana: abusos, abandono, etc.", explica La Riche a Live Science. "Se sabe que estos episodios provocan cambios cr√≥nicos en el cerebro y predisponen a los adultos a sufrir trastornos de ansiedad".

Dr. Michael Birnbaum Dr. Michael Birnbaum

Birnbaum es médico adjunto del Departamento de Psiquiatría del Hospital Zucker Hillside de Nueva York. Trabaja como director del Programa de Tratamiento Temprano (ETP) de Northwell Health, una iniciativa clínica y de investigación para adolescentes y adultos jóvenes en las primeras fases de la psicosis. Birnbaum se licenció en psicología y posteriormente en medicina por la Universidad McGill de Montreal, Quebec.

¬ŅCu√°les son los s√≠ntomas del trastorno de p√°nico?

El trastorno de p√°nico es un trastorno psiqui√°trico caracterizado por ataques repetidos y repentinos de miedo intenso y ansiedad que duran al menos varios minutos o m√°s, seg√ļn el Dr. Michael Birnbaum, m√©dico adjunto del Departamento de Psiquiatr√≠a del Hospital Zucker Hillside de Nueva York. Aunque un ataque de p√°nico suele durar menos de 10 minutos, seg√ļn la Cl√≠nica Mayo (opens in new tab), sus efectos pueden persistir mucho tiempo despu√©s del episodio inicial.

"Los ataques de p√°nico pueden producirse en cualquier momento, y muchas personas con trastorno de p√°nico suelen preocuparse por la posibilidad de sufrir otro ataque", afirma Birnbaum.

Muchas personas que sufren un trastorno de p√°nico utilizan frases similares cuando describen un incidente: Se siente como si estuvieras fuera de control y sufrieras un ataque al coraz√≥n. Seg√ļn Birnbaum, algunos s√≠ntomas t√≠picos son:

  • Coraz√≥n palpitante o acelerado
  • Dificultad para respirar
  • Sudoraci√≥n
  • Temblores
  • Preocupaci√≥n por estar a punto de morir
  • Miedo a perder el control o volverse loco

Otros signos f√≠sicos son mareos, entumecimiento u hormigueo en las manos u otras extremidades, sensaci√≥n de calor o fr√≠o, hormigueo o entumecimiento de las manos y dolor de est√≥mago, seg√ļn la ADAA (se abre en una nueva pesta√Īa).

Aunque algunas personas pueden identificar los desencadenantes de un ataque de p√°nico, los episodios suelen aparecer de repente. Una de las mayores fuentes de p√°nico es el miedo a sufrir otro ataque, seg√ļn la Cl√≠nica Mayo (se abre en una nueva pesta√Īa).

¬ŅSe puede tratar el trastorno de p√°nico?

Aunque algunas personas con desencadenantes muy limitados pueden evitar ciertas situaciones y limitar as√≠ sus ataques de p√°nico, la enfermedad puede incapacitar gravemente a quienes sufren ataques frecuentes y completos, seg√ļn la ADAA (se abre en una nueva pesta√Īa).

Como la mayor√≠a de los problemas de salud mental, el trastorno de p√°nico se trata con psicoterapia, medicaci√≥n o una combinaci√≥n de ambas, dependiendo de la gravedad del trastorno y de la respuesta de la persona al tratamiento, seg√ļn el NIMH (se abre en una nueva pesta√Īa).

"El trastorno de pánico se trata mejor con una combinación de medicamentos y terapia", afirma Birnbaum.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) ayuda a ense√Īar formas distintas de pensar, comportarse y responder a las situaciones para sentirse menos ansioso y temeroso. "La terapia cognitivo-conductual se utiliza con frecuencia y ayuda a cambiar los patrones de pensamiento destructivos. Tambi√©n se incorporan t√©cnicas de relajaci√≥n en las situaciones adecuadas", explica La Riche.

 Causas y tratamiento de los ataques de p√°nico

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Para aliviar los trastornos de p√°nico suelen recetarse ansiol√≠ticos y antidepresivos. A veces se utilizan medicamentos llamados betabloqueantes para tratar los s√≠ntomas f√≠sicos, como la aceleraci√≥n del ritmo cardiaco y los dolores tor√°cicos, que suelen acompa√Īar al trastorno de p√°nico. "Los medicamentos ayudan a reducir los sentimientos y pensamientos de ansiedad, as√≠ como la frecuencia e intensidad de los ataques de p√°nico", afirma Birnbaum.

Seg√ļn el NIMH, los betabloqueantes tambi√©n pueden ayudar a controlar los mareos, las palpitaciones y la sudoraci√≥n excesiva que provocan los ataques de p√°nico. Las investigaciones realizadas en Pharmacology of Stress (abre una nueva pesta√Īa) indican que los betabloqueantes son especialmente eficaces en el tratamiento de los s√≠ntomas som√°ticos (f√≠sicos) de la ansiedad. La Administraci√≥n de Alimentos y Medicamentos (abre una nueva pesta√Īa) considera el uso de betabloqueantes para los trastornos de ansiedad como un uso no contemplado en la etiqueta, ya que est√°n aprobados en el tratamiento de afecciones cardiacas y circulatorias, seg√ļn la Cl√≠nica Mayo (abre una nueva pesta√Īa).

Categorías:

Noticias relacionadas