Las células envejecen prematuramente en los enfermos de depresión, según un estudio

 Las células envejecen prematuramente en los enfermos de depresión, según un estudio

La depresión puede acelerar el envejecimiento a nivel celular y provocar una muerte prematura, según un nuevo estudio.

El trastorno depresivo mayor (TDM) se ha considerado un factor de riesgo para muchas enfermedades relacionadas con el envejecimiento, como las enfermedades cardiovasculares, la enfermedad de Alzheimer y la osteoporosis; también se ha asociado a la mortalidad temprana. Por ello, los investigadores han planteado la hipótesis de que la depresión puede provocar un proceso biológico en el organismo que acelere el envejecimiento, según el estudio publicado el 6 de abril en la revista Translational Psychiatry.

"Una de las cosas destacables de la depresión es que quienes la padecen tienen tasas inesperadamente más altas de enfermedades físicas relacionadas con la edad y de mortalidad temprana, incluso después de tener en cuenta cosas como el suicidio y los hábitos de vida", dijo en un comunicado el Dr. Owen Wolkowitz, coautor del estudio y profesor de psiquiatría de la Universidad de California en San Francisco (UCSF). "Eso siempre ha sido un misterio, y es lo que nos llevó a buscar signos de envejecimiento a nivel celular".

Prolongar la vida: 7 formas de vivir más allá de los 100 años

Para averiguarlo, un grupo de investigadores recurrió a los llamados relojes epigenéticos, que miden cambios químicos específicos en el ADN de una persona para estimar su edad biológica o celular. A medida que una persona envejece, determinados átomos de su ADN empiezan a ser sustituidos por grupos metilo (un átomo de carbono unido a tres átomos de hidrógeno), en un proceso natural conocido como metilación. Estos cambios químicos alteran la función de los genes en las células.

Mediante el seguimiento de estos cambios químicos, los científicos también pueden comprender mejor si una enfermedad, como la depresión, puede estar relacionada con la aceleración del envejecimiento celular.

En el nuevo estudio, los investigadores buscaron patrones específicos de metilación que se han relacionado previamente con la mortalidad, una medida conocida como "GrimAge", utilizando muestras de sangre de 49 personas con trastorno depresivo mayor que no estaban siendo tratadas con medicación, y de 60 controles sanos de la misma edad. Se controló el sexo, el hábito de fumar y el índice de masa corporal. Aunque las personas con depresión mayor no presentaban signos físicos de envejecimiento acelerado, tenían mayor GrimAge en comparación con su edad cronológica. En otras palabras, tenían un envejecimiento celular acelerado en una media de dos años en comparación con los controles sanos.

Contenido relacionado

- 7 maneras de mantenerse sano después de los 40

- 5 razones por las que envejecer es increíble

- 7 formas en que la depresión difiere en hombres y mujeres

"Esto está cambiando la forma en que entendemos la depresión, desde una enfermedad puramente mental o psiquiátrica, limitada a los procesos en el cerebro, a una enfermedad de todo el cuerpo", dijo en el comunicado la autora principal, Katerina Protsenko, estudiante de medicina en la UCSF. "Esto debería alterar fundamentalmente la forma en que abordamos la depresión y cómo pensamos en ella, como parte de la salud general".

Pero aún no está claro si la depresión provoca cambios en la metilación en algunas personas, o si la depresión y la metilación están relacionadas con algún otro factor subyacente en el organismo, según el comunicado. Por ejemplo, es posible que algunas personas estén predispuestas a patrones de metilación específicos cuando se exponen a factores de estrés. Además, el tamaño de la muestra era "modesto", y estos hallazgos deben ser replicados en una muestra mayor y más diversa, escribieron los autores.

Ahora, los investigadores esperan determinar si los tratamientos o la terapia pueden prevenir los cambios de metilación que aceleran el envejecimiento celular.

Noticias relacionadas