Las aguas residuales de Piney Point tienen en vilo a la bah铆a de Tampa por una posible marea roja y una proliferaci贸n de algas

Las aguas residuales de Piney Point tienen en vilo a la bah铆a de Tampa por una posible marea roja y una proliferaci贸n de algas

Los cient铆ficos est谩n intensificando sus esfuerzos para rastrear las aguas residuales ricas en nutrientes, contaminadas por la pila de fosfoyesos de Piney Point, que se vierten en la bah铆a de Tampa, en Florida, ya que sigue existiendo la preocupaci贸n de que puedan sobrealimentar posibles floraciones de algas t贸xicas, incluida la marea roja.

En 煤ltima instancia, los efectos de las aguas residuales tardar谩n semanas y meses en manifestarse plenamente, seg煤n declar贸 a la CNN Maya Burke, subdirectora del Programa del Estuario de la Bah铆a de Tampa.

Pero lo que hay en las aguas residuales ya preocupa a algunos.

Las autoridades a煤n no han descrito con detalle la contaminaci贸n del agua, y parte de los resultados detallados de los muestreos del agua realizados por el Departamento de Protecci贸n Ambiental de Florida siguen sin aparecer en su sitio web. Sin embargo, las autoridades ya han descrito en t茅rminos generales que las aguas residuales tienen niveles elevados de nitr贸geno y f贸sforo, que son 谩cidas y no radiactivas, y que "cumplen la mayor铆a de las normas de calidad del agua para las aguas marinas".

El DEP de Florida cifr贸 la cantidad de aguas residuales vertidas en la bah铆a en aproximadamente 173 millones de galones en un comunicado de prensa el jueves.

Leer m谩s

Las aguas residuales de Piney Point tienen en vilo a la bah铆a de Tampa por una posible marea roja y una proliferaci贸n de algas

El problema de las algas t贸xicas de Florida y su salud: "Marea roja" y "baba verde

Las elevadas concentraciones de nitr贸geno y f贸sforo son algunos de los descriptores m谩s preocupantes porque se sabe que alimentan el crecimiento del fitoplancton que puede conducir a una floraci贸n de algas potencialmente t贸xica.

Por eso, en respuesta a la crisis, la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad del Sur de Florida est谩 desplegando todos sus recursos para controlar las aguas residuales y la calidad del agua de la bah铆a. Es algo que, seg煤n la universidad, no se hab铆a hecho a este nivel en el Golfo de M茅xico desde el vertido de petr贸leo de la plataforma Deepwater Horizon en 2010.

"Lo que se quiere hacer es ver si se pueden identificar (las aguas residuales y los nutrientes) en el sistema y saber a d贸nde van", dijo por tel茅fono a la CNN el decano de la Facultad de Ciencias Marinas de la USF, Tom Frazer.

La nueva crisis ambiental se produce mientras la regi贸n sigue recuper谩ndose de la prolongada floraci贸n de marea roja de 2018 que asfixi贸 kil贸metros de la costa de Florida, matando una cantidad significativa de vida marina y atrofiando su industria de turismo de playa, la base de la econom铆a del Estado del Sol.

La sombra de las aguas residuales nubla ahora la fr谩gil esperanza que hab铆a crecido de que volvieran m谩s turistas a las costas arenosas.

Las amenazas que las aguas residuales suponen para la vida marina

A pesar de que el agua contaminada sigue verti茅ndose en la bah铆a de Tampa, hay algunas buenas noticias. Burke y Frazer afirman que no se ha registrado ninguna muerte de peces en la zona de vertido.

Seg煤n ella y Frazer, exist铆a la preocupaci贸n de que la acidez y la cantidad de nitrato de amonio en el agua de descarga del embalse pudieran resultar inmediatamente mortales para la vida marina.

"Los niveles bajos de amon铆aco (unido e ionizado) pueden causar problemas a los organismos acu谩ticos incluso si el periodo de exposici贸n es corto", dijo Frazer, y afirm贸 que lo m谩s frecuente es que esos problemas se observen en peceras. "Se observan con menos frecuencia en los sistemas marinos y de estuario abiertos, donde los peces, por ejemplo, pueden alejarse del agua contaminada o 茅sta se diluye r谩pidamente como consecuencia de la acci贸n de las mareas, las corrientes y la mezcla del viento".

Pero el peligro, y el juego de la espera, rodea el efecto que los nutrientes de las aguas residuales -el nitr贸geno y el f贸sforo- tendr谩n sobre cualquier posible floraci贸n de algas.

"Esto es el doble de la cantidad de nitr贸geno que esta cuenca deber铆a ver en todo el a帽o, siendo entregado en dos semanas", dijo Burke.

Las aguas residuales de Piney Point tienen en vilo a la bah铆a de Tampa por una posible marea roja y una proliferaci贸n de algas

Nuestros oc茅anos son incre铆bles, pero necesitan nuestra ayuda

Las floraciones de algas se producen de forma natural y a menudo son estacionales, pero se alimentan de nutrientes como el nitr贸geno y el f贸sforo. El vertido de aguas residuales ricas en nutrientes puede desencadenar el crecimiento explosivo de cualquier floraci贸n de algas, dicen.

"Dependiendo de la naturaleza de la floraci贸n, hay una variedad de posibles efectos ecol贸gicos negativos que van desde el bajo ox铆geno disuelto en el agua hasta la producci贸n de toxinas", dijo Frazer. "Las toxinas producidas por la Karenia brevis (marea roja), por ejemplo, pueden matar a los peces y a la fauna silvestre, y las toxinas en forma de aerosol tambi茅n pueden ser perjudiciales para los seres humanos, especialmente los propensos a los problemas respiratorios".

Otro motivo de preocupaci贸n son las macroalgas, que, seg煤n Burke, pasan por ciclos de "auge y ca铆da". Se alimentan y crecen en los remansos de la bah铆a y, hacia el final de su ciclo vital, mueren y lo asfixian todo.

"Esta 茅poca del a帽o favorece mucho a las macroalgas porque no tenemos mucho flujo de agua dulce ni aporte de nuestros sistemas fluviales", dice Burke.

No se pueden revertir las aguas residuales, ni las posibles floraciones de algas

La gesti贸n de la contaminaci贸n por aguas residuales, en este caso, no consiste en la contenci贸n. A diferencia de los vertidos de petr贸leo, en los que se instalan enormes barreras de contenci贸n para controlar la propagaci贸n, las aguas residuales se mezclan r谩pidamente con el agua salobre de la bah铆a.

Tampoco se puede hacer nada despu茅s para eliminar los nutrientes de la bah铆a.

Por eso Frazer y el resto de la Facultad de Ciencias Marinas de la USF se movilizaron para seguirle la pista.

"Lo que se puede hacer es seguir el agua y ver si se puede rastrear y relacionar con cualquier cambio en la biolog铆a que pueda estar ocurriendo", dijo. "驴Podemos detectarlo en el medio ambiente? 驴Podemos detectarlo, seguirlo y prever a d贸nde va a ir?"

A whistleblower holding an envelope.

Ofrecemos varias formas de llegar a nuestros periodistas de forma segura.

A partir de ah铆, la USF y el Estado pueden prepararse mejor para los efectos de la contaminaci贸n.

La otra mala noticia es que, en caso de que ocurra lo peor y se produzca una explosi贸n de la proliferaci贸n de algas, los esfuerzos que pueden hacer las autoridades y los cient铆ficos para detenerla son m铆nimos.

Las macroalgas, que se producen con mayor frecuencia en las zonas m谩s profundas de la bah铆a, a veces pueden ser recogidas antes de que asfixien la vida de todo lo que cubren.

En el caso de otras floraciones de algas, como la marea roja, no hay ning煤n alguicida que pueda prevenir o reducir un brote. Si una floraci贸n llega a una zona de agua saturada de nutrientes, seguir谩 creciendo mientras las condiciones sean favorables y haya una fuente de nutrientes.

Por eso Burke hace hincapi茅 en lo que la ciencia ha demostrado repetidamente todo el tiempo.

"La mejor soluci贸n es evitar que los nutrientes entren en la masa de agua", continu贸 Burke. "Ah铆 es donde est谩 la cuesti贸n. No es ciencia espacial. Entendemos las relaciones".

Noticias relacionadas