Cómo gana realmente Marjorie Taylor Greene

Cómo gana realmente Marjorie Taylor Greene

Marjorie Taylor Greene es una congresista de primer mandato que ha sido apartada de las comisiones. Aparte de votar -y de participar ocasionalmente en medidas in√ļtiles para perder el tiempo- no tiene muchas obligaciones oficiales. Sencillamente: es imposible que tenga menos poder dentro de los pasillos del Congreso.

Y, sin embargo, Greene, una republicana que representa al distrito 14 de Georgia, recaud√≥ la friolera de 3,2 millones de d√≥lares en los tres primeros meses de 2021 de lo que, seg√ļn ella, fueron m√°s de 100.000 donantes en todo el pa√≠s.

"Me siento humilde, muy contenta y muy emocionada de anunciar lo que ha ocurrido en los √ļltimos meses, ya que he sido la congresista de primer a√Īo m√°s atacada de la historia", dijo Greene sobre su recaudaci√≥n de fondos. "Me mantuve firme y nunca vacil√© en mi creencia en las pol√≠ticas de Am√©rica Primero y en poner a la gente por encima de los pol√≠ticos. Y NUNCA me echar√© atr√°s. De hecho, s√≥lo estoy empezando".

    No está nada claro en qué está "empezando", porque, como ya he mencionado, Greene no forma parte de ninguna comisión del Congreso, que es donde se hace el trabajo (cuando se hace) en la Cámara.

      EL PUNTO -- ¬°AHORA EN YOUTUBE!

      En cada episodio de su programa semanal en YouTube, Chris Cillizza se adentrará un poco más en el surrealista mundo de la política. Haz clic para suscribirte.

      No importa. Lo que deja claro el desajuste entre la capacidad real de Greene para representar los intereses de sus electores (mínima) y la cantidad de apoyo (léase: dinero) que fue capaz de recaudar en sólo los tres primeros meses de su mandato (enorme) es que la base del Partido Republicano -para la que es una heroína- tiene cero interés en que los políticos hagan su trabajo.

      Leer m√°s

      En la era de Donald Trump -y m√°s vale que creas que los republicanos todav√≠a est√°n muy influenciados por la campa√Īa de 2016 del expresidente, su tiempo en la Casa Blanca y su continua popularidad entre la base del partido- la pol√≠tica performativa es el nombre del juego. No se trata de lo que realmente logras. Se trata de cu√°ntas veces sales en Fox News, cu√°nto dinero recaudas y a cu√°ntos dem√≥cratas (y miembros de los medios de comunicaci√≥n) trolleas.

      Esos son los nuevos puntos de referencia para el √©xito entre la cosecha de republicanos inspirados por Trump que han llegado al Congreso en los √ļltimos a√Īos, desde Greene hasta Madison Cawthorn (Carolina del Norte) y Matt Gaetz (Florida).

      Como escribió sabiamente Jonathan V. Last en The Bulwark el miércoles:

      "Los votantes republicanos -un grupo distinto al del conservadurismo- ya no tienen ning√ļn resultado concreto que quieran del gobierno.

      "Lo que tienen, en cambio, es una marca de estilo de vida.

      "Y si quieres ascender en una red de marcas, no lo haces gobernando o haciendo política.

      "Lo haces llamando la atención".

      Sí. A todo eso.

      Tomemos un ejemplo reciente de Greene.

      El 1 de abril, tuite√≥ un v√≠deo de 26 segundos en el que aparec√≠a levantando peso y haciendo unas extravagantes flexiones que, al parecer, en el mundo del Crossfit se denominan "kipping". "Esta es mi protecci√≥n Covid", tuite√≥ junto a un emoji de "m√ļsculo". "#MakeAmericaHealthyAgain. Es hora de #FireFauci"

      Esto, por supuesto, es una idiotez. Aunque generalmente se considera que hacer ejercicio es una parte importante de un estilo de vida saludable, no hay ninguna prueba de que el Crossfit o cualquier otro programa de entrenamiento te mantenga a salvo de Covid-19. ¬ŅQu√© lo har√°? Llevar una m√°scara. Lavarse las manos. Mantener la distancia social. Vacunarse cuando sea posible hacerlo.

      Pero nada de eso importó (o importa) a Greene. Ella no creía realmente que Anthony Fauci, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, fuera a ser despedido por su vídeo. Ni que los epidemiólogos y los expertos en enfermedades infecciosas fueran a cambiar su opinión sobre las mejores formas de prevenir la transmisión de Covid-19 después de verla levantar pesas y hacer flexiones.

      Quería atención. Y eso es exactamente lo que consiguió. Hasta el jueves, el vídeo tenía 12,6 millones de visitas.

      El vídeo promocionaba la "marca" de Greene como un conservador de Trump sin complejos que no sólo no teme enfrentarse al establishment, sino que se complace en trolearlo. Sin duda, ha conseguido -y conseguirá- más éxitos televisivos y más donaciones de poco dinero.

        Eso es ganar para Greene. No le importa estar en el liderazgo del partido. O aprobar leyes. O incluso servir en los comités. Le importa construir su marca a través de las redes sociales y las apariciones en televisión en las redes locales. Ese es su camino hacia la influencia y el poder dentro del GOP.

        Lamentablemente, dado el pésimo estado actual del Partido Republicano, probablemente funcione.

        Noticias relacionadas