Toda una ciudad brasileña será vacunada contra el COVID-19 en un experimento gigante

Toda una ciudad brasileña será vacunada contra el COVID-19 en un experimento gigante

Toda una ciudad brasileña será vacunada contra el COVID-19 en un experimento gigantesco para comprobar si las vacunas reducen la propagación del virus.

La ciudad de Serrana, en el estado de São Paulo, alberga a unos 30.000 adultos a los que se ofrecerá la vacuna COVID-19 en los próximos tres meses como parte de un estudio de investigación dirigido por el Instituto Butantan de Brasil.

Se ofrecerá a todos los habitantes de la ciudad mayores de 18 años (excepto a las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y a las personas con enfermedades graves) la vacuna CoronaVac, desarrollada por la empresa china Sinovac, informó la CNN. El objetivo del estudio, conocido como "Proyecto S", es averiguar si la vacuna reduce la propagación del virus.

20 de las peores epidemias y pandemias de la historia

Aunque los ensayos clínicos han demostrado claramente que la vacuna Sinovac y otras vacunas contra el COVID-19 disminuyen las probabilidades de desarrollar una enfermedad sintomática, los datos sobre si las vacunas podrían prevenir totalmente las infecciones (incluso las asintomáticas) siguen siendo limitados. Algunos de los primeros indicios sugieren que al menos algunas vacunas pueden prevenir las infecciones; hace unas semanas, la Universidad de Oxford publicó datos que indican que la vacuna de Oxford-AstraZeneca podría frenar la propagación del virus, según informó anteriormente Live Science.

Por supuesto, es probable que cada vacuna difiera en su capacidad para prevenir la infección, al igual que cada una tiene una eficacia diferente para prevenir la enfermedad leve o grave. El mes pasado, el Instituto Butantan anunció que la vacuna CoronaVac tenía una eficacia del 50,4% contra la infección sintomática en Brasil, según informó anteriormente Live Science. Sin embargo, CoronaVac tuvo una eficacia del 100% contra la muerte, según The Associated Press (AP).

La gente podrá entrar y salir de la ciudad y la participación en el estudio -que ya ha comenzado- no será obligatoria, pero se espera que sea alta, informó la AP. Los participantes serán controlados hasta un año, pero se espera que los primeros resultados lleguen en 12 semanas, según la AP.

Contenido relacionado

- 11 enfermedades (a veces) mortales que saltan de una especie a otra

- 14 mitos sobre el coronavirus desmontados por la ciencia

Los 12 virus más mortíferos de la Tierra

"En base a lo que vamos a aprender aquí, podremos decir al resto del mundo cuál es el efecto real de la vacunación contra el COVID-19", dijo a la CNN Ricardo Palacios, director de estudios clínicos del Instituto Butantan.

El anuncio de este estudio provocó una avalancha de compras y alquileres en Serrana, con personas que llegaban con la esperanza de convertirse en residentes para poder participar en el estudio y recibir la vacuna, según The Guardian. Pero las autoridades dijeron que necesitarían un historial de residencia para inscribirse en el ensayo, según AP.

Brasil es uno de los países más afectados por el nuevo coronavirus, con casi 10 millones de casos de COVID-19 hasta la fecha y más de 242.000 muertes, según The Johns Hopkins Dashboard. Los suministros de vacunas están disminuyendo y ya se han agotado en varias ciudades, según AP. Pero se designó un lote especial de vacunas para este estudio, por lo que no hay riesgo de que se agote en Serrana.

Noticias relacionadas