Phelps es detenido por conducir borracho

OTRA VEZ

Phelps es detenido por conducir borracho. Otra vez. Ocurrió en la madrugada del martes en su ciudad natal, Baltimore. El rey del olimpismo se pasó con las copas y la policía se le encontró a la 1:40 de la noche (5:40 hora española) conduciendo a casi el doble de la velocidad permitida (de 72 a 135 kilómetros por hora) y siendo incapaz de mantenerse en su carril. No superó los test de alcoholemia. 

"Sé que estas palabras pueden no significar mucho en este momento, pero pido disculpas a todos aquellos a los que haya decepcionado", escribió Phelps en su cuenta de Twitter. "Entiendo la gravedad de mis acciones y asumo toda la responsabilidad".

No es la primera que las autoridades cazan al tiburón de Baltimore en esta tesitura. Ocurrió hace 10 años en Maryland. Phelps tenía 19 y fue detenido por conducir ebrio. Tuvo que afrontar una condena de 18 meses en libertad condicional. Este tropezón no afectó a su desarrollo como deportista, como demuestran las 18 medallas olímpicas de las que puede presumir. 

Phelps se retiró de la natación tras los Juegos de Londres, pero hace unos meses anunció que quería volver a competir. Lo hizo, aunque lejos de las marcas que le auparon como el mejor nadador de la Historia. 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

8 votos

Noticias relacionadas