¿Cuáles son los síntomas de la “enfermedad del beso”?

SÍNTOMAS Y CÓMO EVITARLA

enfermedad del beso Enfermedad del beso: ¿cómo se contagia y cuáles son sus síntomas?

Aunque su nombre médico es mononucleosis infecciosas, esta enfermedad se conoce comúnmente como enfermedad del beso. El motivo de este nombre es que se trata de un tipo de herpes que se contagia principalmente por la saliva, especialmente cuando se mantienen encuentros íntimos de forma prolongada. Sin embargo esta nos es la única forma de contagio, aunque sí la más habitual entre los adolescentes, quienes son el principal grupo de la población al que suele afectar.

¿Con los celos una enfermedad?
¿Conoces la enfermedad que te pone la piel como a Los Simpsons?

El virus que se contagia en la enfermedad del beso es el virus de Epstein-Barr, el cual es un tipo de herpes muy contagioso. Algunas de las personas que contraen este virus presentas síntomas muy leves, los cuales pueden pasar casi desapercibidos, mientras que a otros les afectan los síntomas con más fuerza durante varios días.

¿Cómo se contagia la enfermedad del beso o mononucleosis?

Como hemos mencionado al comienzo del artículo, los besos y la saliva es la forma más común de contagio de este virus, de ahí que se le conozca como enfermedad del beso y sea común entre los jóvenes de entre 16 y 17 años. Pero también puede contagiarse por otros motivos. El contacto muy cercano con una persona que tiene este virus puede ser suficiente para contraerlo, sin la necesidad de que haya besos de por medio. Al ser un virus muy contagioso, basta que la persona afectada tosa o estornude para que el virus pase a estar en nuestro cuerpo.

Otras de las formas comunes de contagio de la enfermedad del beso es el uso de cubiertos, vasos u otros utensilios compartidos con alguien que ya tiene este virus. Si compartimos utensilios con ellos en los que entre en contacto nuestra saliva con la suya, nos acabaremos contagiando en seguida.

Aunque es la vía de contagio menos frecuente, también hay casos de contagio mediante transfusiones de sangre. Esto es porque el virus se mantiene en la sangre durante más tiempo del que pensamos, ya que permanece en ella una vez que han pasado los síntomas durante unas semanas más. Después de que aparezcan varios casos de contagio por transfusiones de sangre, se recomendó no donar sangre a las personas que había sufrido la enfermedad del beso hasta seis meses antes. Aún así, esta es la forma menos común de contagio y solo se han dado casos aislados, siendo la saliva la principal vía de contagio.

enfermedad del beso

¿Cómo saber si tengo la enfermedad del beso?

Como hemos dicho anteriormente, en algunas personas, los síntomas de la mononucleosis pasan desapercibidos, quedándose en un leve cansancio y algunos síntomas de debilidad durante unos días. Pero en otros casos, los síntomas pueden hacer que la persona afectada se encuentre realmente enferma. Estos síntomas duran entre 4 y 8 semanas, que es el periodo que hay desde el primer contacto con el virus y la incubación hasta que la enfermedad ya ha pasado. Estos síntomas suelen ser fiebre, cansancio, dolor de garganta y un aumento de los linfonodos del cuello. En algunos casos, a estos síntomas se les suman otros como tos, dolor de cabeza y dolores musculares. El síntoma más evidente y el que tiene una mayor duración –puede alargarse incluso semanas después de haber superado la enfermedad– es el de la fatiga constante. El conjunto, los síntomas son muy similares a los que se desarrollan con otros virus y bacterias o la faringitis.

enfermedad del beso

El sector de la población más propenso a sufrir la enfermedad del beso con todos estos síntomas es el de los adolescentes. Los adolescente entre los 15 y los 24 años suelen presentar todos estos síntomas cuando se contagian con este virus. En los niños, aunque el contagio es muy común, no suelen apreciarse más síntomas además de la debilidad y el cansancio. En cuanto a los adultos, la enfermedad del beso es muy poco común pasados los 30.

En casos más extremos de mononucleosis, un síntoma común es el aumento del bazo, lo que se conoce médicamente como esplenomegalia. Cuando esto ocurre, es importante que la persona afectada guarde reposo ya que podría producirse una rotura del órgano, lo que podría provocar un sangrado interno y con ello incluso la muerte.

enfermedad del beso

¿Se puede prevenir la enfermedad del beso?

Aunque no existe vacuna para esta enfermedad, hay algunas medidas que se pueden llevar a cabo para evitar el contagio, especialmente en las edades en las que el virus es más común. Estos consejos son: lavarse las manos a menudo con agua caliente y jabón, evitar compartir vasos y cubiertos con otras personas, no permaneces en la misma habitación mucho tiempo con alguien que sabemos que tiene la enfermedad, tampoco besarla ni estar a su lado cuando estornude o tosa. 

Aunque es una enfermedad bastante común, no existe actualmente un tratamiento específico para tratar la enfermedad del beso y sus síntomas. Los médicos recomiendan a los pacientes de mononucleosis reposar y dormir todo el tiempo que sea necesario, evitando a toda costa hacer esfuerzo físico o deportes de contacto. 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

8 votos

Noticias relacionadas