Los 5 mejores trucos para el acné

ADIÓS GRANITOS

trucos para el acne¿Quieres acabar con los granos y espinillas? Te damos los 5 mejores trucos para el acné.

El 'acné vulgaris', más conocido como 'granos' o 'espinillas', es una enfermedad de la piel muy común, especialmente entre los adolescentes (aunque ya sabemos que haber sufrido acné en la adolescencia tiene algún beneficio). Aunque no es una enfermedad grave, puede generar muchos complejos e inseguridad a las personas que la sufren, llegando incluso a causar depresión. Especialmente si lo sufren durante la adolescencia, una etapa tan delicada en la que el aspecto físico se vuelve muy importante. Esta aparición de granos o espinillas suele darse en la cara principalmente, pero también puede aparecer en otras zonas como la espalda o el pecho. El motivo por el que se forman estos granos es porque se produce una infección en la piel debido a cambios en las glándulas sebáceas. Esto hace que se obstruyan los poros de la piel y da lugar a erupciones cutáneas superficiales, que es lo que entendemos como el acné.

Aunque, como hemos dicho, es muy común en los adolescentes y en la mayoría de los casos suele desaparecer después de la adolescencia, también hay personas adultas que lo sufren, incluso puede darse también en bebés. Uno de los principales problemas de las personas que sufren acné es que tienden a apretar estos granitos, lo que provoca infecciones y puede dejar cicatrices.

Cuando se tiene un problema grave de acné, es recomendable acudir a un dermatólogo que te aconseje sobre qué tratamiento médico seguir para tratarlo y hacer que el problema desaparezca. Sin embargo, además de existir alimentos contra el acné que pueden ayudarte, también existen muchos remedios caseros que pueden ayudarte a combatir el acné.

1. Bicarbonato de soda

El bicarbonato de soda puede utilizarse como exfoliante ya que ayuda a desbloquear los poros y eliminar la piel muera, dejando nuestro rostro mucho más suave. Además, contribuye a regular el pH de la piel y tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas. Para utilizar el bicarbonato de soda como remedio contra el acné, solo tienes que mezclar dos cucharadas de bicarbonato de soda con una cucharadita de polvo de canela, el jugo de medio limón y cinco cucharadas de miel.

2. Vinagre de manzana

Este vinagre, además de regular el pH de la piel como el bicarbonato de soda, elimina las bacterias que puedan causarnos problemas en la piel y hace más difícil que estas proliferen. Además, funciona como astringente, lo que hace que se elimine el resto de grasa. Para utilizarlo, mezcla una parte de vinagre por tres de agua. Utiliza un algodón para mojarlo en ese líquido y ponerlo directamente sobre las zonas donde tengas acné. Después de 10 minutos, lava tu cara con agua. Aunque puede aplicarse varias veces al día, no conviene hacerlo demasiado a menudo, ya que este vinagre seca la piel y podría hacer que las glándulas sebáceas sobreprodujeran lípidos para compensar, dando lugar a un nuevo brote de acné.

trucos para el acne

3. Zumo de limón

El zumo de limón tiene muchos beneficios. En primer lugar, es muy rico en vitamina C, lo cual es muy bueno para todo tipo de pieles. También es cítrico, motivo por el que sirve para exfoliar nuestra piel. Y lo más importante, es astringente, lo que provoca que se curen antes las heridas en la piel. En este caso, los granitos, además de reducir las rojeces producidas por el acné. Para aplicarlo sobre su rostro, frota una rodaja de limón directamente sobre la zona afectada por acné y luego déjala actuar durante unas horas. Pasado este tiempo, enjuaga muy bien tu cara con agua tibia. Recuerda que si vas a exponerte al sol después de utilizar el limón como remedio contra el acné, tu cara debe ser muy bien lavada ya que en caso contrario podría irritarse.

4. Papaya

Esta fruta está presente en muchos productos de belleza y cosméticos, por lo que no hay duda de que es un remedio perfecto para tratar el acné. La papaya elimina los excesos de lípido, motivo principal por el que aparecen los granos, además de eliminar también las células muertas. El resultado es una piel tersa y suave. Gracias a la papaína que contiene, consigue reducir la inflamación y previene la formación de pus. Para aplicar este remedio de papaya, tritura una papaya hasta que quede una masa que puedas aplicar con facilidad a modo de pomada o crema. Ponla sobre tu rostro y déjala actuar entre 15 y 20 minutos. Cuando pase este tiempo, lava bien tu cara con agua tibia. Aunque la papaya puede aplicarse en todo tipo de pieles, si tu piel es muy seca, es recomendable que después de enjuagar la cara le apliques una crema hidratante adecuada a tu tipo de piel. Así evitarás que se reseque demasiado.

5. Cáscara de naranja

Una mascarilla facial de cáscara de naranja también puede ayudarnos a eliminar el exceso de sebo y las células muertes culpables de la obstrucción de los poros y, por lo tanto, de la aparición del acné. Como en el caso del limón, la vitamina C que contiene la naranja es muy útil para tratar ese problema, además promueve el crecimiento de células nuevas y sanas. Para fabricar esta mascarilla de cáscara de naranja, pon unas cuentas cáscaras en la licuadora –también puedes utilizar un mortero– y añade un poco de agua. Muélelas hasta crear una pasta con la consistencia adecuada para aplicarla en la piel. Cuando la tengas, extiéndela sobre toda la cara, especialmente en las zonas de más acné. Déjala actuar entre 20 y 25 minutos y luego enjuaga bien tu rostro con agua tibia. Cuando quede completamente eliminada, aplica sobre tu cara un poco de crema humectante.

Esperamos que estos trucos para el acné puedan ayudarte. 

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

4 votos

Ranking
Tags:

trucos

.
Categorias: Artículos, Salud.
Noticias relacionadas
Noticias en portada