Errores que nunca debes cometer en un desayuno

HAZ LAS COSAS BIEN

desayuno perfecto

¿Lo haces bien? Te contamos los errores que cometes en el desayuno. ¡Apúntalos todos!

El desayuno perfecto existe, pero a veces cuesta un poco hacerlo bien, ya sea por desconocimiento o por, simplemente, dejadez. Es verdad que el tiempo, en ocasiones, nos impide hacer un desayuno adecuado que nos mantenga en pie durante todo el día, pero si tenemos en cuenta estas cinco reglas, todo irá sobre ruedas. Un poco de planificación el día antes... ¡Y a comerte el mundo!

  1. Demasiada sal: si desayunas con embutido, queso y similar, has de tener mucho cuidado con la sal que consumas y olvidar, de todas todas, los alimentos procesados que, aún siendo dulces, como bollos o galletas, el nivel de sodio que poseen es muy elevado, con el riesgo para la salud que eso conlleva (hipertensión, obesidad, etc)
  2. Pocas proteínas e hidratos, SIEMPRE: en un desayuno equilibrado debe haber proteínas, grasas e hidratos de carbono que aporten al organismo todo lo que necesita.
  3. Poco líquido: no puedes limitar tu desayuno al típico vaso de leche/te: debes beber más agua para facilitar la digestión y empezar el dia con el cuerpo bien hidratado.
  4. Demasiada azucar: en el desayuno hay quien tira de bollería industrial, por aquello de las prisas, y, sin darse cuenta, le está metiendo al organismo demasiada azúcar nociva para la salud, que hará que, en un breve espacio de tiempo, tengas la necesidad de comer más, además de no encontrarte anímicamente en condicines. Mucho cuidado con esto.
  5. Insuficientes calorías: un desayuno ha de ser, si no abundante, sí completo, aunando los 4 anteriores puntos. El desayuno es la base de cualquier dieta y, si éste cojea, tu salud cojeará.

Estos son los errores que no debes cometeren el desayuno. Síguelos y disfruta de un buen día.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

12 votos

Noticias relacionadas
load