Los médicos extraen 50 pilas AA y AAA del intestino y el estómago de una mujer

Los médicos extraen 50 pilas AA y AAA del intestino y el estómago de una mujer

Los médicos de Irlanda extrajeron 50 pilas del intestino y el estómago de una mujer que se las había tragado en un aparente acto de autolesión deliberado.

La mujer, de 66 años, fue atendida en el Hospital Universitario St. Vincent de Dublín tras ingerir un número inicialmente "desconocido" de pilas cilíndricas, según un informe sobre el caso, publicado el jueves (15 de septiembre) en el Irish Medical Journal (se abre en una nueva pestaña). Una radiografía reveló una multitud de pilas en su abdomen, aunque afortunadamente ninguna parecía obstruir su tracto gastrointestinal (GI) y ninguna pila mostraba signos de daño estructural.

El equipo de tratamiento adoptó inicialmente un enfoque "conservador", es decir, observaron a la paciente de cerca para ver si las pilas pasaban por el tracto gastrointestinal por sí solas y cuántas. En un periodo de una semana, la paciente expulsó cinco pilas AA, pero las radiografías realizadas en las tres semanas siguientes mostraron que la gran mayoría de las pilas no habían seguido avanzando por su cuerpo. Para entonces, la paciente experimentaba un dolor abdominal difuso.

La mujer se sometió entonces a una laparotomía, en la que los cirujanos hicieron una incisión para acceder a su cavidad abdominal. Comprobaron que el estómago, arrastrado por el peso de las pilas, se había distendido y estirado hasta la zona situada por encima del hueso púbico. El equipo hizo un pequeño orificio en el estómago y extrajo 46 pilas del órgano, entre las que había pilas AA y AAA.

6 médicos tragaron y cagaron minifiguras de Lego para que tú no tengas que hacerlo

Otras cuatro pilas, atascadas en el colon, fueron "ordeñadas" hacia el recto y extraídas por el ano, lo que elevó el número total de pilas ingeridas a 55. Una última radiografía confirmó que el tracto gastrointestinal de la mujer estaba oficialmente libre de pilas y pasó a tener una "recuperación sin incidentes".

"Hasta donde sabemos, este caso representa el mayor número de pilas ingeridas en un solo momento", escribieron los médicos en su informe del caso.

La mayoría de los casos de ingestión de pilas publicados en revistas médicas describen casos en los que un niño se ha tragado pilas pequeñas de tipo botón, señala el informe. "La ingestión deliberada de múltiples pilas AA grandes como forma de autolesión deliberada es una presentación inusual", informaron los médicos.

En estos casos más comunes de ingestión de pilas en niños, a veces las pilas pueden atravesar el cuerpo del niño sin causar daños. Pero si se quedan atascadas en la garganta, pueden causar lesiones graves e incluso mortales, según los hospitales infantiles Benioff de la UCSF (se abre en una nueva pestaña). Esto se debe a que la saliva pone en marcha una corriente eléctrica en las pilas atrapadas, lo que desencadena una reacción química que quema el esófago y puede provocar daños graves en los tejidos y hemorragias.

La ingestión de pilas cilíndricas de mayor tamaño también puede presentar estos peligros, así como el riesgo de fugas químicas de las pilas y de obstrucción del tracto gastrointestinal, según informó anteriormente Live Science.

"No hay que subestimar el potencial de las pilas cilíndricas para provocar emergencias quirúrgicas agudas", afirma el informe del caso.

Nicoletta Lanese

Nicoletta Lanese Redactora

Categorías:

Noticias relacionadas