Este ciclista es el primer atleta estadounidense que renuncia a los Juegos OlĂ­mpicos por culpa del Zika

Este ciclista es el primer atleta estadounidense que renuncia a los Juegos OlĂ­mpicos por culpa del Zika

El primer atleta estadounidense -el ciclista estadounidense Tejay van Garderen- ha retirado oficialmente su nombre de la consideraciĂłn olĂ­mpica debido al Zika. Su esposa, Jessica, estĂĄ embarazada de su segundo hijo, y van Garderen dice que no quiere correr ningĂșn riesgo, segĂșn CyclingTips. Si simplemente estuvieran intentando tener otro bebĂ©, lo pospondrĂ­a hasta despuĂ©s de los Juegos OlĂ­mpicos, pero como ella ya estĂĄ de varios meses, no quiere correr ningĂșn riesgo. (Conoce los siete datos necesarios sobre el Zika).

La selecciĂłn del equipo olĂ­mpico de ciclismo estadounidense no es hasta el 24 de junio, por lo que no habĂ­a garantĂ­a de que van Garderen fuera a ir a RĂ­o, pero su retirada supone el primer atleta estadounidense que se retira oficialmente de la consideraciĂłn olĂ­mpica debido a los riesgos del Zika. (Y, teniendo en cuenta que era uno de los corredores del equipo de ciclismo estadounidense de Londres 2012, tenĂ­a muchas posibilidades de ir).

En febrero, la portera estadounidense Hope Solo declarĂł a Sports Illustrated que, si tuviera que elegir en ese momento, no irĂ­a a RĂ­o. La ex gimnasta estadounidense y campeona olĂ­mpica en 2004, Carly Patterson, tuiteĂł que no viajarĂĄ a ver los Juegos de RĂ­o porque estĂĄ, "intentando formar una familia".

Otros atletas no se inmutan: la campeona olĂ­mpica de 2012, Gabby Douglas, dice que no hay posibilidad de que el Zika le impida ir a por otro oro. "Esta es mi oportunidad. No meimportan los estĂșpidos bichos", dijo a Associated Press. Su compañera Simone Biles dice que no estĂĄ preocupada porque todas son jĂłvenes y no intentan quedarse embarazadas, mientras que Aly Raisman dijo a la AP que no va a pensar mucho en ello hasta que estĂ© oficialmente en el equipo olĂ­mpico. (Las pruebas de gimnasia femenina serĂĄn a principios de julio).

Pero el riesgo no es sĂłlo en RĂ­o: segĂșn los CDC, se ha confirmado que casi 300 mujeres embarazadas en Estados Unidos tienen el Zika. Es una gran noticia porque los efectos mĂĄs temibles del Zika se dan en los niños no nacidos (como la microcefalia, un grave defecto de nacimiento que provoca un desarrollo anormal del cerebro y cabezas anormalmente pequeñas, y otra anomalĂ­a que puede provocar ceguera). La mayorĂ­a de las mujeres embarazadas con infecciones confirmadas por el virus del Zika lo contrajeron al viajar a zonas de alto riesgo fuera de EE.UU. Sabemos que el Zika puede transmitirse a travĂ©s de la sangre o el contacto sexual, pero todavĂ­a hay mucho que no sabemos sobre el virus. La buena noticia es que no es perjudicial para la mayorĂ­a de las personas: los sĂ­ntomas incluyen fiebre, erupciĂłn cutĂĄnea, dolor en las articulaciones y conjuntivitis (ojos rojos), y los sĂ­ntomas suelen durar de varios dĂ­as a una semana. De hecho, segĂșn los CDC, sĂłlo una de cada cinco personas con el virus enferma de verdad.

Pero si estås embarazada o estås intentando quedarte embarazada, lo mejor es estar muy segura y dejar de viajar a zonas de alto riesgo. En cuanto a los Juegos Olímpicos, depende del Comité Olímpico Internacional, el Comité Olímpico de EE.UU. y los atletas individuales para decidir cómo quieren responder al riesgo. (Mientras tanto, cruzaremos los dedos para que los atletas estadounidenses no traigan a casa mås que brillantes medallas de oro.

CategorĂ­as:

Noticias relacionadas